miércoles, 18 de enero de 2012

Tiny Toon Adventures: Buster's Hidden Treasure

Tiny Toon Adventures: Buster's Hidden Treasure es un juego programado y distribuido por Konami para Megadrive en 1993, llegando a Europa en abril de dicho año. Se trata de un divertido juego de plataformas en la línea del popular Sonic The Hedgehog protagonizado por los protagonistas de la popular serie de dibujos animados Tiny Toon.




En él manejaremos al Buster Bunny entre escenarios variadísimos, a los que accedemos a través de un mapeado similar a los juegos de Super Mario, así que podemos jugar las fases tantas veces como queramos. El juego es tremendamente diferente al juego de Tiny Toon aparecido en Super Nintendo, aunque tampoco sabría decir si uno es mejor que otro. Son simplemente diferentes. Este es un plataformas algo más típico, con elementos por ejemplo de Sonic The Hedgehog por la velocidad que puede alcanzar el conejo, pero a la vez es muy distinto.



Técnicamente es muy bueno. Los gráficos son simpáticos y las animaciones son fluidas, además de contar con un más que correcto scroll. Los escenarios son muy variados y muy bien diseñados, igual que personajes y enemigos. Las melodías son pegadizas y con una más excelente calidad de sonido, sobre todo la melodía principal de la serie. Los efectos sonoros son los típicos de este tipo de juegos, es decir, simpáticos y simples.



En cuanto a jugabilidad, se trata de un juego extremadamente divertido, además de ser muy fácil de manejar y con una óptima respuesta del pad. Además, el juego es muy largo y difícil, con lo que hay juego para dar y tomar.



El argumento gira en torno a un extraño papel que vuela a los pies de Buster Bunny mientras él y sus amigos limpian el almacén de  Looniversidad Acme. Cuando lo lee cree que puede ser un mapa, pero no está seguro. Montana Max se lo quite y le dice que efectivamente es un mapa, un mapa del tesoro. Entonces, Max se niega a devolverle el mapa a Buster y pide ayuda al científico Dr. Gene Splicer para encontrar el tesoro. Éste lava el cerebro a Dizzy Devil, Plucky Duck, Calamity Coyote y Hamton J. Pig, convirtiéndose en nuestros enemigos, mientras Max secuestra a Babs Bunny, Fifi Le Fume y Shriley the Loon. Nuestro objetivo será vencer y volver a la normalidad a nuestros amigos, derrotar a Max, rescatar a Babs y encontrar el tesoro.



Y tendrá que conseguirlo en un total de 33 niveles con dificultad creciente, llegando por momentos a ser realmente difícil. Para ayudarnos contamos diferentes items como los corazones que nos dan más vida o las zanahorias que nos dan una vida extra al llegar al cien, además con contar con diferentes magias y muy originales, en forma de los amigos de Buster, que cambian en función de la fase.



En resumen, estamos ante un juego realmente entretenido y gracioso, además de estar impecablemente realizado. Obra maestra.



2 comentarios:

  1. Hace unos días le terminé en un emulador y si que se suda la gota gorda con él. Casi hay que aprender todos los niveles de memoria jajaja.
    Además del de Super Nes, destaca el primero de game boy que era un juegazo, eso si, su secuela totalmente olvidable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un juego tampoco excesivamente complicado, pero sí tiene sus momentos chunguillos.

      Eliminar