domingo, 26 de febrero de 2012

Blades of Vengeance

Blades of Vengeance es un juego publicado por Beam Software y distribuido por Electronics Arts para Megadrive en 1993. Se trata de un juego de plataformas y acción ubicado en un mundo de fantasía, espada y brujería.



En el juego podemos hacer uso de tres personajes seleccionables, o jugar con un amigo, porque incluye la opción de dos jugadores simultáneos. A parte de eso, el tipo de escenario y sobre todo los dos primeros guerreros a escoger, un guerrero y una cazadora, recuerdan mucho a Golden Axe. Cada personajes tiene sus pros y sus contras. El guerrero es el más poderoso, pero también el que tiene un alcance más corto. La cazadora es la más equilibrada, al tener un alcance y una fuerza medias. Por último, el más débil de todos es el mago, pero por contra puede realizar ataques a distancia.



El nivel técnico, a pesar de que estaba algo desfasado en el momento en que salió, tampoco estaba mal. Aunque gráficamente no es una obra maestra, pero los personajes están bien definidos, los enemigos son variados y los escenarios tienen ese atractivo de la espada y la brujería. Las melodías son pegadizas y se ajustan bien a la acción, aunque no llegan ni de lejos a la altura de otros títulos de la saga. Los efectos de sonido son simulaciones de disparos, fuego y demás, y el sonido de la ballesta está bastante bien conseguido.



Los movimientos de los personajes son fáciles de realizar y responden bien al pad, pero algunos son bruscos y limitados. A parte de eso y de su más que elevada dificultad, el control no presenta mayores problemas.



El juego nos cuenta que más allá de la realidad se extienda un reino fantástico en el que reinaban las fuerzas del bien, pero un día llegó Mannax, la Dama Oscura, y lo conquistó e implantó en él el domino de las tinieblas. Entonces, el Gran Maestro decidió adoptar la única opción que le quedaba: convocar a los tres últimos aventureros capacitados para acabar con Mannax y restaurar la paz desaparecida.



Y tendrán que conseguirlo en un total de ocho fases largas y variadas. A parte de las armas propias de cada personaje, podemos recoger dinero mientras avanzamos para que al final de cada nivel podamos comprar pócimas, hechizos y armaduras, siendo estas dos últimas imprescindibles para completar el juego, puesto que el juego será cada vez más difícil.



En resumen, nos encontramos con un juego bastante bueno que, si bien técnicamente puede estar algo desfasado, os ofrecerá horas de diversión. Recomendable.


4 comentarios:

  1. juegazo. Cuando me llego a mis manos de chico no lo entendi. Me gustaba pero la pasaba muuuy mal. Hoy en dia, con esos poquitisimos toques RPG y accion 2d me llamaron la atencion y avance mucho. Muy buen juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el juego es bastante chungo, la verdad. No me había fijado en este comentario...., sorry.

      Eliminar
  2. exelente juego muy entretenido lo que mas me gusta de el es la ambientacion estilo medieval que tiene y la musica es de lo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también me gusta mucho por eso, además de la opción de los dos jugadores simultáneos, y en fin, porque es muy buen juego.

      Eliminar