martes, 21 de febrero de 2012

Super Castlevania IV

Super Castlevania IV es un juego de Konami para Super Nintendo que vio la luz en Europa en septiembre de 1992. Es junto al Castlevania: Dracula X (Vampire's Kiss en Europa) el único de la saga en el Cerebro de la Bestia. Aún así, se trata de uno de los mejores títulos de la serie.



Como en las demás partes, nos encontramos con un juego de acción y plataformas rodeado de un ambiente tenebroso. Avanzaremos por los escenarios mientras nos defendemos de las numerosas criaturas de ultratumba que nos saldrán al encuentro, con la única ayuda de un látigo que podremos hacer más poderoso con unos items preparados para ello. El título contiene todos los elementos que ya hicieron famosa a la saga en consolas como N.E.S., pero la calidad de esta entrega es muy superior.



El nivel técnico es impecable. Sus gráficos barrocos son maravillosos, y los escenarios están cargados de detalles, además de ser extraordinariamente variados. Cuenta además seis planos simultáneos de scroll, y en algunas escenas el Modo 7 provoca unos efectos alucinantes. También destacan los enormes jefes de fin de fase y la gran variedad de enemigos. En el apartado sonoro, decir que la música y los efectos de sonido incluso superan estos estupendos gráficos. Contiene geniales melodías tétricas que casan perfectamente con la acción, y la inmensa calidad de los efectos de sonido no hace sino potenciar la genial ambientación.



Además, la jugabilidad no solo está a la altura de los juegos anteriores, sino que la supera. Controlar las acciones del protagonista es sencillo, y responde de maravilla al pad. Teniendo en cuenta que es un juego muy difícil, tienes juego para rato.



La historia nos ubica en una tenebrosa noche en Transilvania, cuando una docena de encapuchados lanzaba letanías y cánticos paganos en honor a Drácula en su cementerio privado. De pronto, uno de ellos alzó los brazos y rápidamente se formó una tormenta en torno al lugar. Un gran rayo bajó de entre las nubes negras y cayó sobre el hechicero, atravesando su cuerpo y hundiéndose en la tumba de Drácula. A los pocos minutos, el príncipe de las tinieblas se alzó de su tumba.



Mientras tanto, en el pueblo todo el mundo seguía divirtiéndose. Todo el mundo excepto Simon Belmont, miembro de la familia que generación tras generación se enfrentaba al vampiro. Mientras observaba la caída del relámpago, algo le decía que Drácula había vuelto, y sin más demora se digirió a su castillo para enfrentarse con él.



Cosa que será preciso realizar en un total de 12 fases largas y difíciles. Para ayudarnos contaremos con la ayuda de nuestro látigo y de los items en forma de armas arrojadizas que vayamos consiguiendo al golpear los candelabros. Es tan largo que el juego hace uso de los passwords, pero a este sistema le encuentro un defecto, y es que cuando usas un password, todos los items que tenías desaparecen, haciendo en la última fase las cosas muy, pero que muy difíciles.



En resumen, estamos ante un genial juego de la saga Castlevania, uno de los mejores que han aparecido, y que encantará a los aficionados al género. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario