domingo, 11 de marzo de 2012

Boogerman (Megadrive)

Boogerman es un juego programado y distribuido por Interplay para Megadrive en 1994 y para Super Nintendo en 1995. La versión de la 16 bits de Sega salió a la venta en Europa en diciembre de 1995 en forma de un plataformas muy divertido, escatológico y original.



En él controlaremos a una suerte de superhéroe guarro. Sus armas para defenderse de sus enemigos, aparte de saltar sobre ellos, son mocos, escupitajos, pedos y toda clase ataques de lo más asqueroso. Como en cualquier otro plataformas, iremos avanzando por los escenarios intentando no ser liquidado por los enemigos y buscando la salida del nivel para pasar al siguiente. En todas las fases encontraremos retretes por los que podemos entrar para llegar a las cloacas, que son como fases secretas.



El nivel técnico es bastante alto. Los decorados derrochan imaginación y originalidad, además de estar perfectamente recreados. Destaca también el gráfico del personaje principal y sobre todo sus fantásticas y muy divertidas animaciones. La música es muy divertida y variada, no se hace pesada y le va que ni pintada al juego. Los efectos de sonido recrean muy bien el sonido de los pedos y eructos, pero donde se llevan la palma es en las fantásticas digitalizaciones de la voz de Boogerman.



La jugabilidad también es alta. El cartucho se deja jugar gracias a su imaginativo desarrollo y a su dificultad ajustada, a parte de que manejar a Boogerman es sencillo y responde perfectamente al pad.




El argumento del juego nos explica que era una oscura y tormentosa noche en el laboratorio del Profesor Stinkbaum, donde secretamente éste construía una máquina que salvaría al mundo de la contaminación al trasladarla a la Dimensión X-Cremento. El millonario excéntrico, Snotty Ragsdale, consiguió trabajo en el lugar para investigar y encontrar de dónde proviene la contaminación. Tenía un mal presentimiento sobre la extraña máquina. Ragsdale, al limpiar el polvo cerca de la máquina hizo que una bola de polvo llegara a su nariz, causándole un pequeño pero fuerte estornudo. El poder de este estornudo rompió la máquina y un largo brazo apareció de la nada para robarse la fuente de electricidad de la máquina. En un corto instante desapareció Ragsdale para ir al baño de hombres y regresó vestido como su alter ego, ¡Boogerman! Tras esto, saltó dentro del portal de la máquina para seguir al brazo misterioso y resolver el misterio...



Cosa que tendrá que conseguir en un total de 6 largas fases. El desarrollo del juego combina una equilibrada mezcla de plataformas y acción, con recorridos muy variados y para nada lineales. Para ayudarnos en nuestra misión, podemos encontrar items, que se traducen en recargadores de mocos, de pedos y escupitajos, además de la posibilidad de lanzar pedos con fuego. También están las capas, que nos protegen contra un toque del enemigo. También hay desatascadores en todos los escenarios y, si conseguimos los suficientes, seremos recompensados con una vida extra.



En resumen, estamos ante un plataformas muy original y divertido que encantará a los aficionados al humor escatológico. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario