lunes, 26 de marzo de 2012

The Lion King (Megadrive)

La versión de The Lion King de Megadrive salió al mismo tiempo que la de Super Nintendo y las demás consolas. También fue desarrollada por Westwood Interactive y producida y distribuida por Virgin Interactive, por lo que estamos ante un genial plataformas demasiado parecido al del Super Nintendo como para volver a explicar las características del juego.



De este modo tenemos un juego prácticamente igual al ya comentado anteriormente para Super Nintendo, con los mismos elementos, las mismas fases y un aspecto general muy semejante, diferenciándose tan solo levemente en el apartado técnico y en la jugabilidad.



Así, el apartado técnico de este juego es también genial. El diseño de Simba y de los enemigos está muy bien realizado, igual que los espectaculares escenarios, aunque hay pequeñas diferencias entre el de la máquina de Sega y la de Nintendo. Mientras que la versión de Super Nintendo es más colorida y el sprite de Simba está algo mejor hecho, el de Megadrive tienen transiciones de color entre un escenario y otro, como al principio del segundo nivel, que en la Super Nintendo pasa del azul del cielo al cielo anaranjado, mientras que en Megadrive el proceso es más paulatino, pasando por distintos tonos hasta llegar al naranja. Además, Simba está algo mejor animado y es también un poco más rápido. En el apartado sonoro, mientras que las músicas de la versión de Super Nintendo suenan algo mejor, aunque ambas se adaptan bien a la acción, los efectos de sonido son también un poco superiores en Megadrive, siendo algo más realistas, sobre todo el rugido de Simba de pequeño, que aquí sí suena como el rugido de un cachorro de león.



En cuanto a jugabilidad, tiene las mismas características que el juego de Super Nintendo, es decir, complejidad en el manejo de Simba antes de aprender a realizar sus movimientos, para luego manejarlo muy bien, pero en este caso, la respuesta del juego de Megadrive al pad es más rápida, y el salto de Simba no es tan lento.



Por lo demás, es un juego exactamente igual al juego anteriormente comentado, con tan solo alguna diferencia más mínima, como el color de algunos items. pero diferencias que pasan inadvertidas.





En resumen, un juego excelente que es exactamente igual de bueno que el juego aparecido en Super Nintendo. ¿Cuál es superior? Depende de tus gustos. Obra maestra.


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado :)

      Eliminar
  2. Pues básicamente lo que comentas, en esencia es el mismo juego que el de Super Nintendo, desarrollado por la misma gente, lo que viene siendo un multiplataforma, que quizás en algún pequeño detalle como el color o el sonido se puede apreciar una leve diferencia pero que en lo esencial es la misma experiencia.

    Poco más, es un juego tremendo, con un diseño de personajes, animaciones de Simba (ojo, que parecía que lo habían sacado de la misma película), diseño de escenarios super bien adaptados para ser un videojuego, una banda sonora muy bien adaptada a lo que podían ofrecer los chips de sonido de las consolas de 16 bits y una dificultad ajustadísima que lo convertían en un reto muy a tener en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son dos versiones prácticamente iguales, con diferencias escasas, unas a favor de esta versión y otras a favor de la de SNES.

      Eliminar