viernes, 2 de marzo de 2012

Michael Jackson's Moonwalker (Megadrive)

Michael Jackson's Moonwalker es un juego producido por U.S. Gold y publicado por Sega para recreativa en 1989 que tomaba como base la película protagonizada por el famoso cantante. En 1990 llegaría la conversión a las consolas de Sega, siendo la versión mejor realizada la de Megadrive, pero se trata de un juego completamente diferente.



Mientras que en el arcade nos encontramos con un beat'em up de vista isométrica en el que pueden jugar hasta tres jugadores simultáneos, en la versión tenemos un juego de plataformas y acción protagonizado por Michael Jackson para un solo jugador. El objetivo de cada fase será localizar a las niñas atrapadas por el villano de turno, Mr. Big, y una vez hecho esto un mono se colocará en el hombro de Michale y le indicará con el dedo hacia dónde debe ir, y allí se enfrentará al jefe de fin de fase.



El nivel técnico no explota las posibilidades de la consola, pero no están mal hechos. Los escenarios son variados y correctos, tiene un scroll decente y tanto el sprite como la animación de Michael están muy bien realizados, pero se acusa de una cierta repetición de elementos y sobre todo de enemigos. El apartado sonoro es sin duda la mejor parte del juego. Las melodías incluyen temas de Michael Jackson que suenan de maravilla, y los efectos de sonido cuentas con buenas digitalizaciones de voz.



El mayor problema que presenta el juego, en mi opinión, es su jugabilidad. A pesar de que el personaje es fácil de controlar y de que responde bien al pad, el juego se hace un poco repetitivo, y más allá del cambio de escenario, en todas las fases debemos hacer lo mismo, además de que siempre son los mismos jefes finales.



La historia del juego nos cuenta que el malvado Mr. Big está secuestrando niños para sus diabólicos planes, y Michael Jackson se lanza a las calles a rescatarlos de sus garras.



Tendrá que lograrlo en un total de 5 fases con tres niveles cada una. Tendremos que enfrentarnos a los enemigos a base de puñetazos y patadas, y tendremos una especie de magia. Si pulsamos el botón de ataque durante unos segundos, Michael se pondrá a bailar, obligando a hacer lo mismo a los enemigos que se encuentren visibles en pantalla, y quitándoles gran cantidad de vida, pero no debemos abusar de este ataque porque también nos quita vida a nosotros. Al mismo tiempo, tendremos que buscar a las niñas secuestradas abriendo puertas. Desgraciadamente, casi todos los enemigos de fin de fase son los mismos, varios enemigos atacándonos a la vez.Y hacer lo mismo en todas las fases se hace algo monótono, e incluso aburrido. Personalmente, es lo que me pasa con este juego.



En resumen, estamos ante un juego interesante, pero no tanto como el personaje que le da nombre y argumento, y que está a años luz de la recreativa en que se basa.


2 comentarios:

  1. Je je, no molaba jugar con las canciones del Rey del Pop de fondo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí molaba, sobre todo la del primer nivel.

      Eliminar