sábado, 7 de abril de 2012

Gynoug

Gynoug es un juego desarrollado por Masaya, publicado por Sega y distribuido en Japón por NCS Corporation, en Estados Unidos por DreamWorks Games  bajo el nombre de Wings of Wor y en Europa por Sega y NCS con el título original, saliendo esta última versión en junio de 1992. Se trata de un shoot'em up para Megadrive en el que en lugar de una nava espacial manejamos a una especie de ángel.



Es el típico matamarcianos de scroll horizontal, pero además del cambio de protagonista también el escenario es diferente. Si bien lo normal en este tipo de juegos es manejar una nave espacial que se enfrenta a máquinas destructivas en el espacio o en lejanos planetas, en esta ocasión nos atacarán criaturas de lo más diverso, y los jefes finales serán gigantescos y peligrosísimos monstruos. Quitando esos pequeños cambios, nos encontramos con un shoot'em up típico, pero de gran calidad tanto técnica como jugable, lo que lo convierten en uno de los mejores títulos de este género aparecidos en Megadrive.



El apartado técnico es más que decente. A pesar de que el sprite de Wor, el protagonista, es quizás demasiado pequeño, este está correctamente realizado, y los variados enemigos que nos saldrán al encuentro también están dotados de un buen diseño. Donde más se nota la gran calidad técnica del juego es en los variados e impresionantes escenarios, con un diseño muy original y múltiples planos de scroll, además de sus efectos impresionantes efectos especiales, con rotaciones y deformaciones nunca vistas en la Megadrive de esa época. Las melodías, sin llegar a la calidad de otros títulos de la consola, están bastante bien, son variadas y se ajustan bien a la acción. En cuanto a los efectos de sonido, sin duda son lo más flojo del juego, siendo escasos y teniendo una calidad más bien discreta, aunque acompañan bien.



La jugabilidad es otro punto fuerte del juego. Controlar al Wor es de lo más fácil, al usar solo dos botones, uno para el disparo normal y otro para los ataques especiales. Además, la respuesta a las órdenes del pad es muy rápida. Otra cosa es la dificultad natural del juego, que es bastante elevada, algo que es normal en este género.



Los cielos son atacados por los demonios de Iccus, dirigidos por un ser únicamente conocido como El Destructor. El Ángel Wor debe llevar la batalla al porpio Iccus y poner fin a los oscuros planes de El Destructor.



Con este sencillo argumento, Wor tendrá que enfrentarse a seis fases largas y variadas, y todas bastante difíciles. Por fortuna, contamos con diversos items que nos ayudarán en la misión, siendo sin duda los más importantes las potentes armas que podemos encontrar y los poderes que nos ceden los Dioses. En todas las fases hay un jefe de mitad de fase y otro de fin de nivel, siendo este último mucho más peligroso que el primero, aunque el tamaño del primero también tiene unas dimensiones descomunales.

El jefe final más polémico del juego, por su cola en forma de pene


En resumen, un excelente shoot'em up que es tremendamente jugable y con una impecable calidad técnica, al que solo se le podría achacar el diminuto tamaño de Wor (que tampoco molesta tanto) y los flojetes efectos de sonido. Muy recomendable.


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que Gynoug me encanta con esa estética tan extraña que tiene y esos enemigos tan..., no hay palabras para definirlos xddddd

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar el enlace, lo visitaré :)

      Eliminar