lunes, 23 de abril de 2012

The Ooze

The Ooze es un juego programado por Sega Technical Institute y publicado y distribuido por Sega para Megadrive en 1995, y llegó al mercado europeo en marzo de 1996. Se trata de un juego de acción y terror con perspectiva aérea.




Controlamos a un personaje muy particular, y con él debemos recorrer los laberínticos escenarios en busca de la siguiente pantalla. Estas escenas estarán plagadas de enemigos de todo tipo y peligrosas trampas que dificultarán nuestro camino. Para defendernos de las criaturas que intentarán acabar con nosotros tenemos dos opciones: o bien les podemos lanzar trozos de nuestro cuerpo informe o bien extender nuestra masa para absorberlos. Cada vez que absorbemos un enemigo o los restos que deja al morir, nuestro propio cuerpo ganará en tamaño, lo que nos permite extender nuestra masa aún más y que seamos más difícil de matar. Aún así tenemos que obrar con prudencia, porque los enemigos son muchos y no nos dejarán en paz. Cada vez que nos ataquen, nuestra masa se irá reduciendo. Podemos morir de dos formas. La primera es que debido a los continuos ataques de los enemigos nuestra masa se vuelva demasiado pequeña. La otra es que nos alcancen directamente en la cabeza, en cuyo caso la muerte será instantánea.



El apartado técnico, sin resultar brillante, es bastante bueno. El gráfico de el monstruos personaje está bien realizado y se mueve con soltura, y lo mismo se puede decir de nuestros variados enemigos, aunque algunos de ellos puedan resultar demasiado pequeños. En cuanto a los diferentes escenarios, están bastante bien realizados, y son detallados, aunque en general son un poco simples, pero resultan idóneos para un juego de este tipo. En cuanto a la música, son melodías marchosas y bastante bien hechas que acompañan perfectamente a la acción, y los efectos de sonido también destacan y tienen un gran realismo.



En cuanto a la jugabilidad, pese a que los movimientos del protagonista en ocasiones son bastante lentos, se juega bastante bien, sus acciones son fáciles de realizar y la respuesta al pad no podía ser más rápida. Además, es un juego bastante difícil y largo, aunque comete el mismo error que el Jurassic Park de Super Nintendo al no presentar una opción de grabar partida o de passwords.



La historia comienza con el Dr. Daniel Caine entrando furtivamente en el laboratorio de investigación donde trabajaba a fin de encontrar evidencias de los delitos que se cometen utilizando un gas tóxico que él creó. Caine descubre que sus colegas están planeando lanzar una plaga en la población, y hacer una fortuna ya que poseen la única cura. Sin embargo, la dirección de la empresa descubre a Caine en el laboratorio. Caine es eliminado por medio de residuos químicos, pero los productos químicos no lo matan; en su lugar, lo transforman en la enojada, sensible e informe criatura conocida como The Ooze. Jurando venganza, el médico busca dos cosas: a sus antiguos compañeros y la forma de recuperar su aspecto humano. Ahora él debe encontrar las hélices de ADN esparcidas por los terrenos baldíos o acabar en un tarro.



Tendrá que conseguirlo en un total de 15 fases largas y variadas. A pesar de la alta dificultad que emana de este juego, contamos con algunas ayudas que nos asistirán a lo largo del mismo. Se trata de items que nos serán de mucha utilidad. Entre ellos destacan una sustancia parecida a un moco verde que nos hará aumentar de tamaño, el cual podemos encontrar tirando en el camino, aunque también lo sueltan los enemigos al morir; y una esfera con unas flechas que nos volverán naranja y nos aumentará considerablemente la velocidad.



En resumen, un juego bastante bueno y muy entretenido, que se trataría de un magnífico juego si nos diera la oportunidad de grabar partida o por lo menos incluyese los passwords, aunque lo hace ideal para jugar con emulador. Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario