martes, 26 de junio de 2012

The Mask

The Mask es un juego programado, publicado y distribuido por Black Pearl Software para Super Nintendo en 1995, llegando al mercado europeo en octubre del mismo año. Basado en la película del mismo título protagonizada por Jim Carrey, que a su vez se basa en un comic de humor negro, nos encontramos ante un decente juego de plataformas que, aunque no destaca en el catálogo de la consola, es un título bastante entretenido.




En el juego controlamos a Stanley Ipkiss ya convertido en su alter ego. Esto nos dará la oportunidad de utilizar poderosos y estrafalarios poderes entre los que se encuentran usar un martillo gigante (que sacaremos del bolsillo), aturdir a los enemigos con una bocina, así como movimientos más convencionales como saltar, correr, dar puñetazos o caminar sigilosamente. El objetivo de cada nivel será llegar al final del mismo, superando todos los obstáculos que nos encontremos y neutralizando a los enemigos que nos salgan al encuentro, enfrentándonos al final con un jefe de fin de fase. La exploración será esencial en este cartucho, y también es vital encontrar puntos por los que nos podemos colar para llegar a otras zonas, como son tuberías o rejillas.



El apartado técnico es decente, aunque este juego no destaca en exceso en este aspecto. Los gráficos están bien. Cuenta con escenarios coloridos, variados y con un buen nivel de detalle, así como los elementos que podemos encontrar, pero da la impresión que solo se esmeraron en el diseño del protagonista. Aunque los sprites de los personajes son grandes, estos son un poco simples y únicamente destaca el del protagonista, que tiene un diseño muy bueno y unas animaciones aún mejores. Las melodías están extraídas directamente del film y suenan bastante bien, en la línea de otros juegos para Super Nintendo. Además, cada acción de Ipkiss tiene su propio efecto de sonido, que se limita a cumplir su función.



En cuanto a jugabilidad, destaca el sencillo manejo del protagonista y lo fácil que resulta la ejecución de todas las habilidades que es capaz de realizar, junto a una respuesta al pad adecuada. Tiene también un correcto número de fases y una dificultad ajustada que se incrementa cada vez más. Sin embargo, puede llegar a hacerse demasiado monótono, porque las fases tienen un excesivo parecido entre ellas.



El argumento sigue en líneas generales el argumento de la película, con los necesarios cambios para ajustarlo al juego. Cuenta la historia de Stanley Ipkiss, un tímido empleado de banco que encuentra una máscara en el mar. Cuando se la pone se transforma en un estrafalario y loco super héroe verde, muy distinto al carácter habitual de Ipkiss. Con estos nuevos poderes, deberá hacer frente a una peligrosa banda mafiosa.



El juego cuenta con un total de siete fases con escenarios variados, aunque con un desarrollo muy similar. Como ayudas contamos con diferentes items, entre los que destacan los corazones que aumentan nuestra salud y hasta las Ms que nos proporcionan más cantidad de magia, necesaria para realizar los ataques especiales. Cuando nuestra magia llegue a 0, esta automáticamente se autoincrementará hasta 50, y la única manera de sobrepasar ese límite es conseguir las Ms. El resto de items son los que nos dan vida y el que tiene un icono de la máscara, que nos proporcionará una vida extra. El resto de ayudas serán nuestras habilidades.



En resumen, un correcto juego que, aunque se le puede considerar un juego del montón y que puede llegar a hacer monótono, es bastante entretenido. Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario