miércoles, 18 de julio de 2012

Magic Sword (Super Nintendo)

Magic Sword es un juego programado, publicado y distribuido por Capcom para recreativa en 1990, y luego conversionado por la misma compañía para Super Nintendo en 1992, llegando al mercado europeo en  febrero de 1993. Esta conversión para el "cerebro de la bestia" resulta muy fiel en todos los aspectos a la versión arcade, y ese es el principal problema de este juego. Explicaré en el análisis a qué me refiero. Se trata de un juego de acción y plataformas ambientado en el típico mundo de fantasía medieval.




Controlamos a un guerrero con el que debemos avanzar por cada uno de los escenarios a la vez que acabamos con los enemigos que nos hacen frente. También el sistema de juego contiene un ligero toque de plataformas, pero lo que predomina en este título es la acción pura y dura. Nuestras habilidades serán dar espadazos y saltar. Contamos con una barra de poder que se vacía cuando golpeamos y que se rellena progresivamente. Cuando está a tope y damos un mandoble una bola de fuego saldrá despedida hacia los enemigos. Aunque solo podemos manejar al bárbaro, contamos con la ayuda de otros guerreros que debemos liberar de sus celdas, que solo podremos abrir si poseemos las llaves ocultas en el nivel. Estos guerreros nos acompañarán hasta que sean relevados por otro y atacarán al mismo tiempo que nosotros. la mecánica del juego es muy interesante y esta versión se acerca muchísimo a la jugabilidad y apartado técnico de la recreativa, pero al mismo tiempo ha heredado el mismo problema de la misma, que es un desarrollo algo repetitivo, es invariable y de vez en cuando se ralentiza.



El apartado técnico es en general bueno, muy parecido como ya comenté a la versión arcade. Los diferentes personajes y enemigos son algo pequeños, pero están bien diseñados y todos ellos cuentan con muy buenas animaciones, además de que los escenarios son variados, tienen un uso muy bueno del color, magnífica ambientación, a lo que hay que añadir un gran scroll. La banda sonora del juego también es digna de mención, con temas épicos muy buen compuestos y que casan muy bien con la acción, unido todo a unos buenos efectos de sonido que reflejan bien todas las acciones que realiza el héroe.



En cuanto a jugabilidad, destaca el sencillo manejo del protagonista y lo fácil que resulta realizar todas las acciones que es capaz de hacer, con una muy buena respuesta a las órdenes que nos encargamos de transmitirle por medio del pad. El juego además tiene un gran número de fases y una dificultad creciente, aunque todo se ve un poco enturbiado por la monotonía en el desarrollo de la aventura.



Magic Sword tiene lugar en un mundo sin nombre, que se ve amenazado por el señor oscuro Drokmar, quien tiene control sobre un cristal maligno conocido como la "Black Orb" que le permitiría gobernar el mundo. Con el fin de evitar que esto ocurra, el héroe, conocido como Brave One, debe escalar a la cima de la torre de 50 pisos en la cualcual reside Drokmar, conocido como Dragon Keep.



Tendrá que conseguirlo en el total de 50 pisos que conforman la torre, que a su vez están compuestos de varias pantallas/niveles. Para lograrlo contamos con la ayuda de los items de rigor, de nuestras habilidades y de la asistencia de los guerreros que liberamos de las celdas. Entres los objetos que podemos localizar en los diferentes cofres están coronas que aumentan el poder defensivo, guantes que aumentan la fuerza, marmitas que rellenan la vida de los aliados y pociones que aumentan el poder de la espada, por citar algunos. También en los cofres se guardan las distintas llaves que abren las celdas donde están encerrados los aliados del protagonista.



En definitiva, un buen juego de acción muy similar a la recreativa del mismo nombre, pero que comparte su mismo problema, la monotonía. Sin este defecto estaríamos ante un magnífico arcade. Recomendable.


2 comentarios:

  1. Para Android hay emuladores de Super Nintendo, así que lo puedes jugar.

    ResponderEliminar