sábado, 11 de agosto de 2012

Sonic the Hedgehog 2 (Master System)

La versión de Master System de Sonic the Hedgehog 2 llegó al mercado europeo en diciembre de 1992 en forma de un genial plataformas protagonizado por el famoso erizo azul y que, como sucedía con la primera parte, se trata de un título muy diferente a su homónimo de Mega Drive, además de ser también algo diferente a la versión de Game Gear.




La primera diferencia que nos vamos a encontrar con la versión para la 16 bits de Sega es que en esta ocasión Tails no hace acto de presencia, siendo Sonic el único personaje que podemos controlar. Así pues, la tónica general será similar a la primera parte, por lo que nos vemos obligados a avanzar por escenarios variados recogiendo anillos y evitando a los enemigos, los cuales se convertirán en animalitos al ser abatidos. Sin embargo, todos los aspectos del juego han mejorado. El juego ha ganado en el apartado técnico, en jugabilidad, extensión y diversión, aunque también en dificultad. Además, en esta ocasión Sonic puede recoger los anillos que se le caen cuando es golpeado por algo dañino, cosa que no podía hacer en el primer juego de Master System, aunque sí en el de Mega Drive; y también es capaz de correr por encima del agua cuanto lleva la suficiente velocidad. Nuevos engendros mecánicos nos esperarán como jefes finales de cada una de las fases, que como en la primera parte constan de tres niveles. Para poder jugar la última fase es necesario haber conseguido las siete Chaos Emeralds, cada una de las cuales se encuentran en el segundo nivel de cada fase, sin tener que pasar por ningún tipo de fase de bonus.



El apartado técnico es genial, y mejora bastante lo visto en la primera parte. El spirte de Sonic es el mismo y cuenta con las mismas animaciones, pero en esta ocasión es más rápido, contamos con nuevos enemigos y vehículos muy bien diseñados, y con un rapidísimo scroll. Los escenarios son coloridos y variados y con gran cantidad de detalles, mientras que las melodías, entre las que hay nuevas y antiguas, suenan mejor que antes, y lo mismo ocurre con los efectos de sonido, que son los típicos sonidos de los plataformas, pero no dejan de ser una delicia para los oídos.



En cuanto a jugabilidad, se trata de un juego que destaca por lo divertido, sencillo y adictivo que resulta manejar al veloz erizo azul a través de todos y cada uno de los escenarios, con una respuesta perfecta a las órdenes transmitidas por el pad. A todo esto hay que añadir una longitud aceptable y una dificultad bastante elevada, siendo en ocasiones muy, pero que muy difícil.



South Island ha sido pacífica desde la derrota del Dr. Robotnik. Sonic, aburrido, decide irse de viaje en busca de otras aventuras. A su regreso, se sorprende al encontrar la isla casi abandonada. La única pista sobre dónde podrían haber ido todos sus amigos a es una sola nota, escrita por su amigo el zorro de dos colas Miles "Tails" Prower. En la nota, Tails explica que ha sido secuestrado por el Dr. Robotnik y es recluido en un lugar llamado Crystal Egg. El precio para el retorno seguro de Tails son las 7 Chaos Emeralds, y Sonic debe entregárselas a seis nuevos robots jefe.



Tendrá que rescatar a Tails y sus amigos y derrotar al dr. Robotnik en un total de siete fases variadas. Como ayudas contaremos con los items de siempre, que serán los anillos y los diferentes monitores, los cuales contienen escudos, inmunidad, vidas extra o más anillos. Contamos a su vez con nuevos vehículos, destacando entre ellos la vagoneta minera y el ala delta, con el cual podemos hacer suspensiones aéreas para llegar a determinadas zonas. Su uso puede resultar complicado al principio, porque únicamente con el pad hay que controlar los cambios de viento, la dirección y la alutra.



Resumiendo, estamos ante un magnífico título de la saga Sonic the Hedgehog, el cual en mi opinión es el mejor título de la serie aparecido en Master System. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario