domingo, 9 de septiembre de 2012

ClayFighter (Mega Drive)

La versión de Mega Drive de ClayFighter fue convertida por Ringler Studios y publicada y distribuida por Interplay en 1994, llegando al mercado europeo en febrero de 1995. Como en la versión de Super Nintendo nos encontramos con un juego de lucha protagonizado por personajes de plastilina a los que se les aplicó la técnica de stop motion para dotarlos de vida y movimiento.




El juego es prácticamente igual en todos los aspectos a la versión de Super Nintendo, desde el técnico al jugable. Contamos con los mismos personajes, mismos escenarios, las mismas opciones de juego y solo cambian algunos detalles, como por ejemplo cuando Blob se convierte en disco cortante, en Super Nintendo esta varios segundos en ese estado, mientas que en esta versión en el momento de golpear al rival vuelve a su estado normal y da un salto. Sin embargo, estos detalles son nimios y el resto del juego es exactamente igual.



El apartado técnico está muy bien realizado. Los personajes de plastilina tienen el mismo tamaño que en la versión de Super Nintendo y cuenta con un diseño y unas animaciones exactas. Los escenarios también son los mismos, con el mismo nivel de detalle y de ambientación, e incluso se asemejan en cuanto a colorido, aunque en este aspecto es algo superior la versión de Super Nintendo por razones obvias. Las melodías suenan tan bien como en Super Nintendo, al igual que los efectos de sonido, aunque esta versión no incluye la melodía cantada.



En cuanto a jugabilidad, presenta la misma calidad de manejo de la versión de Super Nintendo, con golpes idénticos en cuanto a realización y el mismo efecto salvo diferencias pequeñas como las ya comentadas, con una muy buena respuesta al pad, aunque probando ambos juegos me dio la impresión de que en Mega Drive los personajes se mueven un pelín más rápido. Contamos con el mismo número de luchadores, lo que es escaso, y una dificultad similar.



Por consiguiente, podemos resumir todo en que se trata de un juego de lucha que sin estar a la altura de los grandes del género resulta entretenido, divertido y gracioso. Para mí, esta versión y la de Super Nintendo tienen la misma calidad, por lo para mí empatan como juego. Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario