domingo, 2 de septiembre de 2012

Nosferatu

Nosferatu es un juego programado, publicado y distribuido por Seta para Super Nintendo en 1994, sin que llegara jamás al mercado europeo. Tal vez por esta razón se trata de un título bastante desconocido. Yo mismo no supe de él hasta hace un par de meses más o menos. Con un estilo de juego que recuerda al Prince of persia, nos encontramos con un título que mezcla plataformas y acción, además de tener que usar un poco la materia gris para resolver algunos acertijos.




Tendremos que avanzar por escenarios variados, sorteando numerosos obstáculos y evitando peligrosas trampas, pero al mismo tiempo debemos enfrentarnos a los enemigos que nos salgan al encuentro a puñetazo limpio. Para esto contamos con una gran variedad de movimientos entre los que se incluyen saltar, deslizarse, agarrarse a salientes, correr y por supuesto dar puñetazos. Cada fase que compone el juego cuenta de varios pisos, habiendo en el último un enfrentamiento contra un jefe final. Los enemigos del juego está sacados del mundo de la literatura y cine de terror, con criaturas como hombres lobo, el monstruo de Frankenstein, duendes, zombis o fantasmas. También debemos resolver puzzles no demasiado complicados, en forma de palancas para abrir puertas o empujar cajas para descubrir entradas secretas, siempre teniendo en cuenta que disponemos de un tiempo prefijado para acabar cada piso.



El apartado técnico está bastante bien. Aunque las animaciones del protagonista no son tan buenas como las del Prince of Persia o del Flashback, este también cuenta con un movimiento muy bien realizado, aunque en mi opinión es algo lento, pero eso no es problema para gozar del buen diseño y los buenos gráficos en general del héroe y de los monstruos. Los escenarios están bien ambientados, con buen uso de la paleta de color de Super Nintendo y un buen nivel de detalle. Cuenta con buenas y variadas melodías, todas ellas con un toque macabro que le van de perlas al juego, junto a unos efectos de sonido con bastante buena calidad y que acompañan bien a la acción.



En cuanto a jugabilidad, el manejo general del protagonista es sencillo, y aunque sus acciones son muy variadas resultan fáciles de realizar, aunque primero hay que saber cómo se hacen. La respuesta a las órdenes del pad es buena. Es además un juego bastante largo y con una dificultad lo suficientemente elevada como para que nos lleve un rato completarlo.



Un joven viaja al castillo de Nosferatu para derrotarlo de una vez por todas y salvar a su querida novia de las garras de sus manos. Nosferatu es un temido vampiro que ha chupado la sangre de sus pobres víctimas hasta la muerte.



Tendrá que conseguirlo en un total de seis fases largas y variadas. Para ser capaces de superar todas y cada una de ellas, debemos aprovecharnos de nuestras habilidades y de los items que podemos encontrar, que básicamente son cristales de distintos colores y relojes de arena para aumentar el tiempo. Los cristales rojos nos dan más fuerza, los azules nos aumentan la barra de vida y los verdes la rellenan.



En resumen, un juego de plataformas y acción bastante desconocido, pero aún así resulta muy entretenido y adictivo, y todo el mundo debería darle una oportunidad. Muy recomendable.


2 comentarios:

  1. buen juego, y buen post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto que es un muy bue juego, y una joya bastante desconocida.

      Eliminar