miércoles, 5 de septiembre de 2012

Out to Lunch (Super Nintendo)

Out to Lunch es un juego programado, publicado y distribuido por Mindscape para Super Nintendo en 1993, siendo luego versionado a Amiga y Amiga CD32 en 1994, pero la versión que analizaré es la de la consola de Nintendo. Salió en exclusiva para el mercado americano en noviembre de 1993, no viendo la luz en ningún otro lugar. Se trata de un juego de plataformas bastante entretenido y atípico en el que no hay que eliminar enemigos de ningún tipo.





El principal enemigo al que nos encontramos a lo largo de la aventura es el tiempo. Tenemos un tiempo preestablecido para completar cada uno de los niveles. Cuando el contador llegue a 0 perderemos una valiosa vida. El objetivo de cada uno de los niveles es atrapar con una especie de cazamariposas (que previamente tenemos que coger) un número de ingredientes determinado por el nivel para luego meterlos en una jaula. Una vez hecho esto aparecerá una puerta que nos llevará al siguiente nivel. Tenemos que hacer todo esto antes de que se acabe el tiempo, pero no es la única dificultad. Si un ingrediente nos toca se nos escapará otro de los que hayamos capturado, y además los ingredientes escaparán cuando nos acerquemos, por lo que hay que ser rápidos. En niveles más avanzados aparecerán más enemigos, entre los que destaca Le Chef Noir, que es el enemigos principal del juego, que aparecerá de vez en cuando para liberar a los enemigos que hayamos metido en la jaula.



El apartado técnico está bastante bien. El juego cuenta con unos gráficos coloristas y simpáticos, con un protagonista bien realizado y animado y unos ingredientes decentes, además de unos escenarios coloridos, variados, detallados y agradables. Ni mucho menos es lo que está mejor realizado de la consola, pero resultan agradables. Las melodías son simpáticas y variadas y acompañan muy bien al juego, y a esto hay que añadir unos efectos de sonido más propios de los plataformas, pero también graciosetes e idóneos para el tipo del juego de que se trata.



En cuanto a la jugabilidad, el juego destaca por la sencillez de manejo del protagonista, con unas acciones muy fáciles de realizar, aunque en mi opinión el salto podía ser algo más preciso, pero la perfecta respuesta al pad hace que pronto nos olvidemos de esto y una vez que controlemos el salto nos divertiremos de lo lindo. El juego no es muy largo, pero la dificultad es progresiva y se irá haciendo cada vez más complicado conforme vayamos superando niveles.



Pierre Le Chef está recorriendo el mundo preparandp sus platos, pero sus ingredientes se han escapado y él debe capturarlos. Pierre debe vigilar a las bacterias, insectos y a su archirrival, Le Chef Noir. Noir, un mal cocinero celoso del éxito de Pierres, quiere arruinar su carrera soltando todos sus ingredientes recolectados.



Tendrá que conseguirlo en un total de seis países con varios niveles cada uno. Contamos con varias ayudas para conseguirlo, que se traducen en items como la cazamariposas, distintas armas para aturdirlos, tacos para evitar resbalar en la nieve o el hielo o el delantal dorado, que nos proporciona inmunidad momentánea. A parte de esto hay distintas fases de bonus entre determinados niveles a los que podemos acceder si los objetivos correctos son cumplidos.



Resumiendo, un plataformas divertido y adictivo para Super Nintendo, distinto a otros plataformas similares en los que hay que acabar con los enemigos saltando sobre ellos, y muy original. Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario