sábado, 15 de septiembre de 2012

The Lost Vikings (Mega Drive)

The Lost Vikings es un juego programado por Silicon & Synapse y publicado y distribuido por Interplay Entertainment para MS-DOS, Super Nintendo, Mega Drive y Amiga entre otros en 1992. La versión de Mega Drive llegó al mercado europeo en enero de 1994, y como las demás versiones nos encontramos con un juego de plataformas y estrategia de mucha calidad.




En el juego controlamos a tres vikingos que tienen diferentes habilidades. Por una parte tenemos a Erik, que es líder del grupo y tiene las habilidades de saltar y derribar muros a cabezazos. El segundo vikingo es Olaf, que porta un escudo que le permite detener a los enemigos y sus ataques y, si pone el escudo sobre su cabeza, también puede planear durante unos segundos como una pluma y ser usado por Erik para saltar más algo. El último y no por ello menos importante es Baleog, que está armado con un arco y una espada. Ambas armas pueden ser utilizadas para acabar con los enemigos, además de que el arco también puede activar interruptores que están fuera de nuestro alcance. Utilizando con inteligencia las habilidades de los tres vikingos tenemos que abrirnos paso por escenarios variados para llegar al final de cada nivel, que viene indicado con una señal que pone Exit. El número de jugadores va de uno a tres.



El nivel técnico está bastante bien. Los vikingos cuentan con diseños simpáticos y bien realizados y unas animaciones muy buenas, y los enemigos corren la misma suerte, aunque no destacan tanto como los protagonistas. Los escenarios son variados, bien ambientados, coloridos y detallados, aunque acusan de falta de variedad en fondos de niveles pertenecientes a la misma fase. La banda sonora se compone de temas variados y cañeros que amenizan perfectamente la acción, mientras que los efectos de sonido son más escasos y de menos calidad, pero casan a la perfección con el tipo de juego y se dejan oír bastante bien.



En lo referente a la jugabilidad, sin duda es lo mejor del juego. Destaca el sencillo manejo de los protagonistas y lo fácil que es realizar todas las habilidades que son capaces de realizar los tres vikingos, todo eso unido a una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. A esto hay que añadir la dificultad creciente, el acertado número de fases y lo original y adictivo de su desarrollo. La opción de los tres jugadores simultáneos potencia la diversión de este gran cartucho.



En el juego, los tres vikingos son secuestrados por Tomator, emperador del imperio alienígena Croutonian, para un zoo intergaláctico y se pierden en distintos periodos de tiempo. Después de escapar a través de la esclusa de la nave espacial, deben atravesar varias localidades extrañas para encontrar su camino a casa.



Deberán conseguirlo en un total de cinco amplios y variados mundos. Para ayudarnos contamos con items de diversa utilidad, entre los que se encuentran los típicos de recuperar vida y otros del estilo, bombas, algunas de las cuales serán imprescindibles, como las que necesitamos para destruir el ordenador del segundo nivel.



En definitiva, un cartucho que contiene una auténtica maravilla de juego, divertido, original y que nos obliga a pensar, al que todo el mundo debería darle una oportunidad. Obra maestra.


2 comentarios:

  1. Cuando vio la luz me llamó muchísimo la atención, aunque reconozco que nunca he tenido la paciencia suficiente para acabarlo.
    Y eso que lo he empezado en repetidas ocasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo he terminado nunca, pero sí es un juego que llama mucho la atención.

      Eliminar