martes, 9 de octubre de 2012

Sunset Riders (Super Nintendo)

La versión de Super Nintendo de Sunset Riders llegó al mercado europeo en enero de 1994 en forma de un cartucho que, aunque comparte género y muchas de sus características con la versión de Mega Drive, se trata de un juego muy distinto y mucho más fiel al original. Así pues, nos encontramos también con un juego de acción estilo Contra ambientado en el lejano oeste.





Esta versión contiene todos los niveles y jefes del juego original, y además el desarrollo de las fases es el mismo al que jugábamos en la versión arcade. Cada nivel se desarrolla en un escenario diferente, y en él debemos ir avanzando mientras acabamos con los enemigos que nos salgan al encuentro para finalmente enfrentarnos al jefe de la fase. Como diferencia jugable con la versión de Mega Drive tenemos el detalle que en esta de Super Nintendo no existen los tipos de disparo que encontrábamos en la máquina de Sega, por lo que uno de los botones sobrantes se utiliza para que vaquero haga el resbalillos, mientras que en Mega Drive se hacía pulsando abajo y apretando el botón de salto hacia un lado. También contamos con los cuatro pistoleros originales del arcade, aunque no pueden jugar cuatro amigos simultáenos como en la recreativa, sino solamente dos. La mayoría de las modificaciones tienen más que ver con la censura que con otra cosa. Así desaparecen las prostitutas del burdel, los indios americanos son sustituidos por pistoleros normales, los perros que aparecían en el primer nivel de la última fase de la versión de Mega Drive tampoco están presentes y también desaparecen las bandidas que tiran dinamita (aunque estas tampoco aparecen en la versión de Mega Drive).



El apartado técnico es muy bueno. El diseño de personajes y escenarios es muy parecido a los de la recreativa. Los protagonistas se mueven con fluidez y tienen buena animación, como los de los variados enemigos que nos salen al encuentro. También los escenarios son variados, detallados, bien ambientados y, aunque el color de algunas zonas es distinta que en la recreativa, así como las texturas de los detalles, en general el color está bien empleado y los escenarios son muy resultones. Las melodías también son variadas y de buena calidad, aunque me gustan personalmente más las de Mega Drive porque me parecen más "arcade" y más idóneas para un juego como este. Los efectos de sonido, sin embargo, son superiores en esta versión porque hay más y más variados, incluyendo las voces digitalizadas.



La jugabilidad es tan alta como en Mega Drive, y el manejo en líneas generales muy similar. Esto significa que nos encontramos ante un juego cuyos protagonistas tienen una gran sencillez de manejo y unas acciones muy fáciles de realizar, junto con una fantástica respuesta a las órdenes del pad. Es además un juego con un acertado número de fases y una dificultad ajustada, aunque en la primera fase me pareció algo inferior a la versión de Mega Drive.



El juego, que se desarrolla en una fantasiosa versión del viejo oeste americano, gira en torno a cuatro cazadores de recompensas que deban reclamar recompensas para eliminar a los forajidos más buscados del oeste.



Tendrán que conseguirlo en un total de 7 fases variadas. También debemos aprovecharnos de los items que nos encontramos en el camino, entre los que destaca la estrella dorada que multiplica la rapidez de disparo, la estrella de sheriff que nos permite disparar dos pistolas en lugar de una, la vida extra y el pollo y el oro que nos proporcionan dinero que a la larga se materializa en una vida extra. También están presentes las fases de bonus de la versión arcade, que se trata de una prueba de puntería.



En definitiva, una muy buena versión de la recreativa, muy fiel a la misma en el apartado técnico y en la jugabilidad, por lo que estamos ante un juego bonito técnicamente y muy divertido y entretenido. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario