martes, 19 de febrero de 2013

Atomic Runner (Mega Drive)

Atomic Runner, también conocido como Chelnov o con el título completo de Atomic Runner Chelnov: Nuclear Man, the Fighter, es un juego programado, publicado y distribuido por Data East para recreativa en 1988, siendo más tarde portado en Mega Drive y Sharp X68000. La versión de Mega Drive fue la primera en aparecer, coincidiendo su llegada a Europa con febrero de 1993. Se trata de un muy entretenido arcade de acción y disparos bastante trepidante.



El juego tiene mecánicas semejantes a un run'n gun estilo Contra, pero también mecánicas parecidas a las de un shoot'em up, porque el scroll se moverá a una velocidad constante, aunque no nos movamos o nos desplacemos a la izquierda. El objetivo es acabar con todo lo que nos ponga por delante en nuestro avance hasta llegar al jefe final de la fase correspondiente, teniendo en cuenta que Chelnov, el protagonista, solo puede soportar un único impacto del enemigo. Chelnov cuenta con un botón de disparo, uno de salto y otro para cambiar de sentido, útil para recoger items que estén detrás de él. Para acabar con los enemigos tenemos que dispararles, pudiendo disparar en ocho direcciones distintas, o saltar sobre ellos al estilo de un Super Mario. En algunas fases hay también caminos alternativos, pero no son muy habituales. En cuanto a su parecido con la recreativa, jugablemente es muy similar y el desarrollo de los niveles es el mismo.



Pero fijándose en el apartado técnico, casi podríamos decir que es un remake, sobre todo gráficamente, siendo únicamente parecidos el sprite de Chelnov y algunos enemigos. Aunque el tamaño del protagonista es minúsculo, siendo este su punto más negativo, este cuenta con muy buenas animaciones, el efecto de las diferentes armas es mejor que el de la recreativa, así como el diseño de muchos enemigos, incluyendo aquí el de los jefes finales. Pero donde más se nota esta mejora es en los decorados, que para mí es lo mejor de los gráficos. Estos resultan mucho más detallados y bonitos que los originales, muy bien ambientados y con una buena elección de colores. Las melodías de la banda sonora son las mismas, pero suenan un poco mejor, sobre todo en el tema de la batería, aunque los efectos de sonido se mantienen en un nivel similar.



En cuanto a la jugabilidad, hay que indicar que el control del protagonistas es un poco complejo, porque aunque disparar y saltar es bastante fácil, lo que complica un poco las cosas es tener que apretar un botón para cambiar de sentido, pero si nos acostumbramos a este manejo nos encontraremos con un personaje que responde muy bien al pad y con un cartucho con un acertado número de niveles, una dificultad que tira a elevada, pero que resulta más baja y mejor ajustada que en la recreativa.



El argumento es completamente diferente al de la recreativa, en la que el protagonista es un minero ruso que sufre las consecuencias de un accidente nuclear (algunos creyeron que era una parodia del de Chernóbil por el nombre del protagonista, pero según Data East fue todo una casualidad, porque escogieron el nombre de Chelnov porque era parecido al de Karnov, otro juego de la compañía) que le confiere poderes extraordinarios. Sin embargo, en esta ocasión Chelnov es un científico que vive felizmente con su padre (también científico) y su hermana pequeña. Pero toda la felicidad se ve truncada cuando un día que está paseando por la calle observa aterrado cómo explota su casa. Cuando llega al lugar, su moribundo padre le cuenta que todo es por causa de los Deathtarians, una raza alienígena que proclama ser los habitantes originales de la Tierra y que quiere invadir la Tierra. Para complicar las cosas, su hermana pequeña ha sido secuestrada por estos horribles seres.



Antes de expirar, su padre le hace entrega de un traje especial diseñado por él para combatir alos Deathtarians. Este traje, además de contar con todo tipo de dispositivos y armas, tiene la capacidad de aumentar la fuerza de su portador. Chelnov se pone el traje y se convierte en el Atomic Runner, pero casi inmediatamente es capturado por los extraterrestres, quienes lo torturan e intentan lavarle el cerebro. Sin embargo, en un ataque de furia, Chelnov usa sus nuevos poderes y logra escapar de su prisión, y es en ese momento en el que empieza la aventura.



El juego cuenta con un total de 15 fases variadas que tienen el objetivo de rescatar a la hermana de Chelnov y acabar para siempre con los Deathtorians. Debido al cambio de argumento, el diseño de los decorados es distinto, mostrándonos civilizaciones antiguas y hasta una espectacular recreación de Barcelona, donde destacan los monumentos de Gaudí. Por supuesto que contaremos con los obligados items, que básicamente serán diferentes tipos de armas y power-ups que potencian la efectividad, velocidad y poder de estos, haciéndolas más letales.



En resumen, un remake del Atomic Runner original de recreativa en tu Mega Drive, que para mí mejora en mucho al juego original, conformando un arcade muy a tener en cuenta dentro del catálogo de la consola. Muy recomendable.


8 comentarios:

  1. Muy buen juego...aunque el scroll a veces complica el tema para calcular saltos y disparos y me desespera un poco, pero sigue siendo un juego trepidante y divertido.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí como digo en el análisis me gusta incluso más que la recreativa. Lo veo mejor en todos los apartados, incluso el sonoro.

      Eliminar
  2. Ostras gracias por recordarme este juego. Me acuerdo que cuando veía fotos me llamaba la atención por lo pequeño que era el personaje.

    Gracias a tu blog, me estoy acordando de muchas joyas de Mega Drive que no pude jugar y hoy en día si gracias al emulador.

    Continua así, buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es que estos juegos merecen ser recordados xd

      Eliminar
  3. He estado a punto de pillarmelo estos días, pero finalmente me he reservado para otro que interesa más... Mola mola, una mezcla de plataformas con shooter que divierte bastante. Buen juego.

    http://blogs.gamefilia.com/robotnik16

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco está entre mis preferencias para futuras compras, pero algún día sí lo estará.

      Eliminar
  4. No tenia ni idea que era mejor que la recreativa,es un puntazo,sera de los pocos juegos que mejoran en Megadrive respecto a las recreativas.Seguramente este se vendra para mi casa junto con un Shadow of the Beast II y Risky Woods.
    Cual es el que mas te gusta de los 3 y el que menos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es mejor, desde los gráficos hasta el sonido, siendo casi un remake con el mismo desarrollo. Y además sale Barcelona. De los tres el orden de preferencias sería Atomic Runner, Risky Woods y Shadow of the Beast II, que me gusta mucho también.

      Eliminar