viernes, 8 de febrero de 2013

Soul Blazer

Soul Blazer, conocido en Japón como Soul Blader, es un juego programado por Quintet y publicado y distribuido por Enix para Super Nintendo en 1992, llegando al mercado europeo el 27 de enero de 1994. Es la primera entrega de la trilogía formada por este mismo juego, el Illusion of Time y el Terranigma, por lo cual nos encontramos ante un action RPG de bastante calidad y con algunos elementos bastante originales.



El objetivo del juego es liberar una serie de ciudades luchando contra monstruos en típicas batallas de mazmorras. En cada mazmorra hay una serie de guaridas de donde emergen continuamente monstruos, y al destruir cada una de ellas irán apareciendo los habitantes de la ciudad correspondiente, y aunque normalmente serán personajes, también aparecerán otras criaturas como delfines o tulipanes parlantes. Cuantos más habitantes liberemos, más completa estará la ciudad, y además podemos recibir diversos consejos de estos. Cuando acabamos con el jefe de la mazmorra en la que nos encontremos la zona se despejará, permitiéndonos entonces continuar con la aventura. Para esto podemos atacar con la espada y lanzar algún que otro hechizo con una forma de jugar similar al del resto de entregas.



El apartado técnico está bien, pero no llega al nivel de sus secuelas. El protagonista tiene un buen diseño y unas animaciones bastante decentes, aunque su tamaño es algo pequeño. También hay enemigos muy variados y grandes jefes finales, todos ellos bastante bien realizados. Los escenarios son detallados y muy bien ambientados, utilizando correctamente la paleta de color de la consola. La banda sonora incluye melodías variadas y bien compuestas que se adaptan a cada situación, mientras que los efectos de sonido también son correctos, en la línea de sus secuelas.



En cuanto a la jugabilidad, el manejo del protagonistas es bastante sencillo y las acciones que puede llegar a realizar muy fáciles de ejecutar, a los que se añaden un estupenda respuesta a las órdenes transmitidas por el pad y unos menús de equipo, items y estados intuitivos y muy fáciles de usar, aunque el sistema de combate no está tan desarrollado como en el resto de la trilogía. Es a su vez una aventura de una duración decente y de una dificultad ajustada y progresiva, encontrándonos con enemigos cada vez más fuertes, aunque a medida que vayamos derrotando enemigos nos darán experiencia que nos permitirá subir de nivel.



El Maestro envía a uno de sus camaradas celestiales en la forma de un guerrero humano al Imperio de Freil, donde el espíritu maligno, Deathtoll, ha arrasado todas las ciudades y apresado a todas las criaturas vivientes en guaridas custodiadas por monstruos, dejando el mundo vacío. El héroe debe liberar las almas de las criaturas aniquilando a los monstruos, e ir repoblando el mundo paulatinamente.



Cosa que tendrá que conseguir en un mundo bastante amplio y con amplias y numerosas mazmorras que debemos recorrer. Por supuesto que habrá items de toda clase, entre los que destacan las armas, los hechizos, los objetos que nos permiten restaurar salud o diferentes tipos de antídotos. Los objetos mágicos son los que nos proporcionarán los hechizos, y junto con los otros items podemos encontrarlos en cofres ocultos o en las tiendas de las ciudades, aunque primero tenemos que liberarlas destruyendo una guarida de monstruos en la mazmorra indicada.



En resumen, una muy buena primera entrega de esta gran trilogía de rpgs para Super Nintendo que, pese a no tener un acabado gráfico tan bueno ni un sistema de combate tan sofisticado, sus desarrollo sigue siendo entretenido y adictivo. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada