jueves, 18 de abril de 2013

Joe & Mac 3: Lost in Tropics

Joe & Mac 3: Lost in Tropics, conocido en Estados Unidos como Joe & Mac 2: Lost in Tropics, es un juego programado, publicado y distribuido por Data East para Super Nintendo en 1994, llegando al mercado europeo en ese mismo año. Se trata de una de las entregas de la saga Joe & Mac y, pese a su título en Norteamérica, esta es la tercer parte, siendo una secuela de Congo's Caper, la cual en realidad es la segunda parte.



En cada uno de los escenarios, Joe o Joe y Mac si jugamos a dobles tendrán que abrirse paso eliminando a todo aquel que ose enfrentarse a ellos y superando todos los obstáculos que nos quitan vida o directamente que nos matan, buscando llaves para desbloquear puertas cerradas para finalmente enfrentarnos al jefe del nivel respectivo, que normalmente será un enorme dinosaurio. Todos estos niveles se desarrollarán como un plataformas de acción, pero este cartucho encierra mucho más. Para empezar, podemos movernos libremente por un mapeado en vista cenital y desde el que podemos acceder no solo a las fases, sino también a los poblados. Además, incorpora detalles muy originales, entre los que destaca que podemos enamorarnos de un chica (primero habrá que conseguir regalarles unas flores), cuando esto sucede se casarán y podemos hasta tener hijos. A su vez, en las aldeas podemos visitar tiendas donde comprar comida, las dichosas flores para las chicas e incluso redecorar nuestra casa. Además, el estilo de juego me ha parecido más fiel en su concepto al primer Joe & Mac de recreativa que la conversión de la misma para Super Nintendo.



El apartado técnico está muy bien. Los sprites de Joe y Mac son clavados a los de la primera parte, y mantienen toda la expresividad y buenas animaciones que les caracterizan. También nos vamos a encontrar con una gran variedad de enemigos, desde criaturas prehistóricas hasta hombres de las cavernas, los cuales tienen unos gestos muy bien hechos y graciosos, pero los que más destacan son los enormes jefes de fin de fase. Los escenarios son variados, detallados, muy bien ambientados y muy coloridos. Las melodías que acompañan a la aventura son variadas y alegres, mientras que los efectos de sonido son los típicos graciosos de un plataformas, pero muy bien reproducidos.



La jugabilidad también es bastante buena. El control de los dos cavernícolas protagonistas es bastante sencillo, y destaca a su vez lo fácil que resulta realizar todos los movimientos y ataques que son capaces de hacer, todo unido a una estupenda respuesta a las órdenes del pad, a la vez que se mejora el salto del primer Joe & Mac de Super Nintendo, que me parecía algo dificilillo de dominar. A su vez, el juego cuenta con una buena extensión y una dificultad elevada. Le suman interés el poder crear una familia, el mapeado y poder tener hijos.



Un hombre de las cavernas llamado Gork ha robado la corona que pertenece al jefe de la aldea de Kali y Joe y Mac deben recuperarla mediante el uso de las siete piedras del arco iris que están distribuidas por el continente en el que habitan.



Tendrán que conseguirlo en un total de 7 fases variadas y bastante extensas. Para conseguirlo disponemos de un gran número de items. Entre estos destacan la comida que nos rellenará los corazones de vida y además algunos nos permitirán lanzar objetos limitados. Por ejemplo, la fruta nos permitirán arrojar a los enemigos semillas y la carne, huesos.  También hay armas que nos durarán durante toda la fase, a no ser que nos maten, además de unas ruedas de piedra que nos servirán de dinero con la que comprar objetos en la tienda de la aldea de Tiki. Entre los objetos de este poblado están las flores para enamorar a la chica, podemos remodelar nuestra casa y también hay comida para recuperar salud.



Resumiendo, un estupendo juego de plataformas para Super Nintendo que resulta gracioso, entretenido y adictivo, además de ser superior al primer Joe & Mac para la misma consola, aunque me parece inferior al original de recreativa. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada