lunes, 29 de abril de 2013

Spot goes to Hollywood (Mega Drive)

Spot goes to Hollywood es un juego programado por Eurocom Entertainment System y publicado y distribuido por Virgin Interactive para Mega Drive en 1995, siendo portado más tarde para Playstation y Sega Saturn. La versión de Mega Drive llegó al mercado europeo en enero de 1996 en forma de un juego de plataformas con vista isométrica que supuso la secuela del popular y muy divertido juego Cool Spot, también de Virgin. Comentar que el juego también estaba pensado para Super Nintendo, pero finalmente se canceló.



Pese a que el juego cuenta con el desarrollo lineal de un plataformas tradicional, el hecho de que la vista haya pasado de un scroll horizontal tradicional a un decorado isométrico nos dota de un cierta libertad de movimientos para explorar cada uno de los niveles que forman el juego. Los ataques que la simpática chapa roja puede hacer son básicamente los mismos que en la primera parte, es decir, caminar, saltar y hacer un ataque al chasquear los dedos. También antes de completar un nivel hay que coger un número determinado de unos items especiales. En esta nueva aventura, Spot deberá recorrer escenarios basados en conocidas películas de Hollywood. Antes de completar cada escenario, nos tendremos que enfrentar a un peligroso jefe final.



El apartado técnico está muy bien. El sprite de Spot continúa siendo un derroche de calidad, simpatía,  expresividad y estupendas animaciones, y además los nuevos enemigos que nos encontraremos son bastante variados y de buena calidad, y entre ellos destacan los jefes finales. Los escenarios son variados, detallados y muy bien ambientados, recreando muy bien los decorados que quieren parodiar. Las melodías son correctas y variadas, parodiando también algunas músicas de películas conocidas, aunque pueden hacerse algo repetitivas, mientras que se repiten sonidos de la primera parte e incluye algunos nuevos, por lo que no tenemos nada que objetar a este respecto.



En cuanto a jugabilidad, la verdad es que al principio cuesta un poco hacerse con el tipo de vista escogido, pero si conseguimos calcular las distancias y todo eso nos encontraremos con un manejo sencillo, unas habilidades muy fáciles de ejecutar y una estupenda respuesta a las órdenes transmitidas por medio del pad de control. Tiene además un muy buena extensión, aunque no es demasiado difícil, por lo que se puede acabar pronto.



El cartucho cuenta con un total de 14 fases divididas en tres géneros diferentes, que son el de barcos pirata, el de aventuras y el de terror, pero engloba muchos estilos dentro de cada uno. Disponemos de varios items para ayudarnos a cumplir nuestra misión, siendo los más importantes los que precisamos para completar con éxito cada uno de los niveles y también aquellos que nos hacen recuperar una parte de nuestra salud perdida, además de aquellos que se limitan a proporcionarnos puntos.



En definitiva, un plataformas isométrico muy entretenido para Mega Drive al que se le agradece el cambio de registro con respecto a la primera parte, que por otra parte considero superior a esta secuela. Muy recomendable.


4 comentarios:

  1. Hombre, el primer juego es más mítico pero esta secuela no estuvo nada mal. Lo de las diferentes temáticas en los niveles mola, y los gráficos están muy bien. Además, el ser exclusivo de Mega Drive hace que sea un poco más especial. Interesante juego, sí Sr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un juego estupendo, a mí me gusta mucho, pero el primero me gusta más xddd
      Lo ideal es jugar a ambos :P

      Eliminar
  2. No sabia que existía una segunda parte del Cool Spot. Es raro que este pasara desparcibido, mira que hicieron publicidad del primero.

    Ademas son aquellas segundas partes que nada tienen que ver con el original.

    ¿ Queréis decir que en realidad no era inicialmente otro juego y con el tiempo lo cambiaron al Cool Spot?

    Se ha hecho mas de una vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí que estaba pensado desde un principio que fuera un juego de Spot. De hecho, la mecánica es prácticamente la misma, solo que añadiendo el elemento tridimensional.

      Eliminar