domingo, 16 de junio de 2013

Shining Force III

Shining Force III es un juego programado por Camelot Software Planning y publicado y distribuido por Sega para Sega Saturn en 1997, llegando al mercado europeo en junio de 1998, pero como sucedería con el mercado americano solo nos llegó el primer escenario, quedándose el resto del juego en Japón, lo cual da mucha rabia. Se trata de un magnífico juego de rol táctico que respeta el estilo impuesto por las entregas aparecidas en Mega Drive, aunque con elementos novedosos.



El sistema de juego es muy similar a las dos entregas de Mega Drive, quizás un poco más al segundo, pero comparte con el primero la división en capíutlos de la aventura. Hay dos partes fundamentales en el juego. Por una parte están las zonas de exploración, en las cuales nos podemos mover libremente e interaccionar con la gente que nos encontremos. Del mismo modo, las iglesias nos servirán para salvar la partida, resuciatar un personaje, liberarlo de una maldición o subir el rango de un personaje, siempre y cuando tengamos un nivel suficientemente alto. Sin contar con esto y con la opción de salvado, lo demás nos costará dinero, como ya sucedía en entregas anteriores. También podemos conocer a personajes que se unirán a nuestro ejército. Por otro lado tenemos las batallas en sí, que se desarrollarán de la misma forma que en los Shining Force anteriores, es decir, el escenario se divide en cuadrículas por donde podremos mover por turnos a nuestros guerreros, aunque su avance está limitado a unas cuantas cuadrículas, dependiendo del nivel de personaje en cuestión. Cuando nos encontremos en una casilla adyacente a un enemigo podemos atacarle con nuestro arma o con un hechizo. Por cada ataque nos darán experiencia, y cuando se acumule la suficiente el personaje subirá de nivel. La principal novedad de las batallas es que en esta entrega no será siempre nuestro objetivo simplemente ganar la batalla, sino que en ocasiones tendremos alguna misión concreta, como salvar a alguien o superar un obstáculo. En ocasiones si conseguimos salvar a un personaje que se encuentre en medio de la batalla antes de que lo liquiden acabará en nuestras filas. Si no lo conseguimos, lo perderemos para siempre.



El apartado técnico es muy bueno. Se cambió por completo el estilo gráfico, pasando de una vista cenital típica a unos entornos en 3D de bastante calidad, con escenarios variados, detallados y muy bien ambientados, por el que se mueven personajes creados a base de sprites para la exploración, pero es en las animaciones de batalla donde se aprovechan a tope las capacidades de la consola con unos fondos y personajes en 3D. Las melodías son del estilo de las de Mega Drive, pero con una calidad de audio mucho mayor gracias a las capacidades del CD, mientras que los efectos de sonido no son muy numerosos, pero están bien realizados y destacan los sonidos ambientales. Una pena que no incluyesen voces digitalizadas.



Ya en el tema de la jugabilidad, hay que decir que se respeta totalmente la que ya tenían los juegos clásicos, por lo que nos encontramos con unos menús intuitivos y fáciles de usar, tanto en la exploración con en las batallas, y con una estupenda respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. Es a su vez un juego con una dificultad bastante bien ajustada, aunque es difícil conseguir todas las misiones, y muy largo, porque incluye 3 escenarios diferentes, aunque para nuestra desgracia solo el primero salió de Japón.



Los tres escenarios comparten una misma historia, pero desde puntos de vista diferentes, por lo que en cada uno de ellos cambian los protagonistas. En el Escenario 1, "Dios Guerrero del Reino", es protagonizado por Synbios, un joven señor de la República de Aspinia. Aspinia fue una vez parte del imperio de Destonia, pero se separó después de una guerra independentista encabezada por algunos de los nobles con mentalidad más democrática. Se oponían a las políticas totalitarias del Emperador Domaric, que privó de voto aun gran número de personas, creando una enorme disparidad entre los ricos y los pobres. Las tensiones se mantuviero entre Aspinia y Destonia después de la secesión, marcada por conflictos fronterizos ocasionales. El Escenario 2 presenta en realidad la misma historia exactamente, pero desde el punto de vista de Medion, el hijo más joven del Emperador Domaric, regente de Destonia. La historia finaliza en el tercer escenario, protagonizado por Julian, un mercenario que aparece como personaje secundario en los escenarios anteriores y que hace una breve aparición en Shining in the Holy Ark, siendo este Shining Force III en realidad una continuación de ese juego, también disponible para Saturn.



Con estos tres escenarios tenemos un juego muy largo y con mundos bastante amplios. Los objetos que podemos emplear para completar el juego son los típicos de un juego de rol y repiten muchos de los que ya había en los Shining Force de 8 y 16 bits. Entre estos están los diferentes tipos de armas para los diferentes tipos de personajes, antídotos para estados alterados como el envenenamiento, hierbas medicinales para rellenar vida, objetos que recuperar vida a todos los personajes, otros para escapar de una batalla (también el protagonista tiene una magia con el mismo efecto. En realidad, todos los protagonistas de los juegos tácticos de Shining Force poseen dicho poder) y aquellos objetos de obligada posesión como llaves e items semejantes.



En definitiva, el culmen de la saga Shining Force, en un juego exclusivo para Saturn que toma las cualidades ya vistas en Mega Drive y las evoluciona introduciendo elementos nuevos y muy interesantes. Posiblemente el mejor de la saga, aunque dudo como mi amado Shining Force II. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada