martes, 23 de julio de 2013

Disney's Pinocchio (Super Nintendo)

Disney's Pinocchio, para los hispanoparlantes Pinocho, es un juego programado, publicado y distribuido por Virgin Interactive en 1996 para Super Nintendo y Mega Drive, siendo posteriormente portado también a Game Boy. La versión de Super Nintendo llegó al mercado europeo en febrero de 1996, en forma de un entretenido juego de plataformas basado en la popular película de animación de Disney, que a su vez se basa en el famoso cuento de Carlo Collodi.



Es un plataformas típico en el que manejaremos al archiconocido muñeco de madera a través de escenarios diversos, debiendo realizar una tarea diferente en cada nivel, sucediéndose una gran variedad de situaciones, e incluso uno de los niveles no está protagonizado por Pinocho sino por el simpático Pepito Grillo, que armado con un paraguas debe deshacerse de los insectos que le atosigan en su farola. Por otra parte, Pinocho cuenta con movimientos típicos de un plataformas, como son saltar, correr o agacharse, aunque a medida que vamos superando niveles se nos permitirá usar nuevos movimientos, como la patada para derrotar a los enemigos. Una cosa que destaca de este cartucho es la gran variedad de fases que tiene, guardando escaso parecido unas de otras, aunque siempre se mantendrá el espíritu plataformero.



El apartado técnico es muy bueno, sin duda lo mejor del juego. Destaca sobre todo por el sprite de Pinocho, que es exactamente igual a como salía en la película de Disney y además cuenta con unas excelentes animaciones. Lo mismo ocurre con los diferentes personajes que nos vayamos encontrando por el juego, tanto amigos como enemigos. Los escenarios son agradables, variados y detallados, a la par que muy bien ambientados gracias al uso que se hace de la paleta de colores de Super Nintendo. Por otro lado, tiene melodías muy bien compuestas y variadas que adaptan músicas de la propia película, mientras que los efectos de sonido son normalitos, ni buenos ni malos.



En cuanto a la jugabilidad, Pinocho cuenta con un control sencillo y preciso, lo cual se traduce en unas habilidades y acciones que resultan muy fáciles de realizar, y por si fuera poco responde muy rápidamente a las instrucciones que tenemos que transmitirle por medio del pad de control. Por otra parte, cuenta con un buen número de fases, pero para nuestra desgracia el juego en general resulta demasiado fácil para un jugador experimentado, pero hasta acabarlo nos encontraremos con una aventura entretenida e ideal para los niños de la casa.



El juego cuenta con un total de 9 fases bastante largas y sobre todo muy variadas. Como en todo este tipo de juegos contamos con algunos items interesantes, entre los que destacan los que nos rellenan la barra de salud, nos dan vidas extra o nos regalan continuaciones, los cuales están representados por varitas mágicas, sombreros, libros o folios.



Resumiendo, un plataformas bonito y entretenido para Super Nintendo que, pese a su gran facilidad, ofrece sus buenos momentos de diversión y además es el título ideal para los más pequeños de la casa. Recomendable si eres adulto, y muy recomendable si eres un niño.


5 comentarios:

  1. Mira tú que bien, Pinocchio!!!

    Este juego lo tengo desde hace muchísimos años, se lo regalamos entre yo y mi hermano a nuestro hermano pequeño para un cumpleaños.

    Lo que está clarísimo es que Virgin, por aquellos años, hacía unas adaptaciones (técnicamente hablando) de películas de Disney, sencillamente impecables. Como bien apuntas, los sprites de los protagonistas, con el propio Pinocho a la cabeza, están realizados de forma tan fidedigna que da la impresión de que son calcos de las películas, así como la excelente ambientación de cada una de las pantallas que hace referencia de forma magistral a los distintos escenarios donde se desarrolla la película.

    Ahora viene mi punto discordante con tu artículo, no sé si es debido a que tu comentas la versión de SNES y yo tengo la de MD, pero en MD la respuesta al control es un pelín lenta, sumado a que entre que le das y que empieza a ejecutar la animación de turno hasta que termina realizando el movimiento en cuestión, en total pasan unas décimas de segundo que no se puede permitir un juego de plataformas porque te dificulta en exceso el calcular secuencias de saltos y demás, en mi opinión el gran lastre del juego, de forma que cuando morimos es más por lo tosco del control que por la nula dificultad.

    En lo que si no puedo estar más de acuerdo es en la parte final de tu artículo, así me sumo a tu sugerencia de que es un plataformas excelente para introducir a los más pequeños en el género.

    Nada más, muy buen artículo, sin duda alguna, donde lo único que no comparto es lo referente al control, aunque puede ser que sea debido a que yo tengo la versión MD del juego, igual en este caso en concreto no está igual de bien porteado, aunque me extraña porque otros títulos de la época como El Rey León o Aladdin están soberbios en su versión de MD.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, probé ambos títulos u me parecen prácticamente iguales (con la única diferencia del mejor coloreado para SNES y también relacionado con el sonido), aunque yo lo que más bien veo que más que la respuesta al pad sea lenta es que el movimiento de Pinocho es lento. Como curiosidad, siempre creí que el juego de SNES es anterior a la versión de MD, pero hace poco me enteré que en realidad es al revés, solo que en Europa nos llegó antes el de SNES. Gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Pues ahora que lo dices, bien puede ser eso realmente, el hecho de que el movimiento de Pinocho sea lento.

      Pues fíjate que yo creía que los dos salieron al mismo tiempo XD Ahora me acabo de enterar que uno es anterior al otro.

      Eliminar
  2. En ambas versiones, tanto Mega como Súper, Pinoccio es, en mi opinión, uno de los juegos con mejores gráficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que los gráficos eran uno de sus atractivos, y además está bastante bien como juego.

      Eliminar