lunes, 22 de julio de 2013

Tintin in Tibet (Mega Drive)

Tintin in Tibet, o Tintín en el Tibet para los hispanohablantes, es un juego programado, publicado y distribuido por Infogrames en un primer momento para Super Nintendo en 1995, llegando poco después versiones para Mega Drive, Game Boy, Game Geat y Game Boy Color. La versión de Mega Drive llegó al mercado europeo en julio de 1996 como un juego prácticamente igual a la versión de Super Nintendo, por lo que estamos ante un gran plataformas muy variado basado en el popular comic de Hergé.



La principal virtud de este plataformas reside en su variadad, que incluye situaciones y acciones de lo más diverso, pero en todas ellas prima la habilidad, la inteligencia y la rapidez de acción, y es que se conjugan perfectamente el plataformeo y la resolución de puzzles, y además tenemos un tiempo bastante limitado para completar cada uno de los niveles. Es el típico juego de repetir cada escena hasta que nos conocemos el camino a seguir o la acción a tomar en cada momento, por lo que a pesar de ser un juego difícil con perseverancia se puede ir completando cada uno de los niveles. Las habilidades de Tintín son entre otras andar, saltar, agacharse, así como recoger objetos o esconderse, pero tiene muchas otras acciones posibles que varían según la fase en que nos encontremos. También posee el juego un cierto aire aventurero propio de los tebeos del popular personaje que entre otras cosas nos permite hablar con algunos personajes.



El apartado técnico es muy bueno, sobre todo gráficamente. Y es que los gráficos respetan completamente el estilo de las viñetas. Por una parte contamos con el propio sprite del protagonista, que tiene un diseño completamente fiel al visto en los cómics y además cuenta con unas animaciones muy bien realizadas. El resto de personajes que nos vamos encontrando no tienen nada que envidiar al diseño de Tintín, encontrándonos también con personajes típicos del cómic como el profesor Tornasol o el capitán Haddock. Por otro lado, los escenarios son variados, detallados y muy bien ambientados, entre otras cosas gracias a un empleo perfecto de la paleta de color de Mega Drive. Las melodías que acompañan a la aventura son variadas, agradables y bien compuestas, y además de que tienen una calidad  de audio decente algunas están extraídas de las películas de Tintín. Los efectos de sonido son más simples, pero tampoco molestan y ayudan a ambientar cada una de las zonas.



La jugabilidad es otro detalle que se ha tenido en cuenta, y en este aspecto es exactamente igual a la versión de Super Nintendo. Destaca por el sencillo control del que goza Tintín y por una gran variedad y cantidad de habilidades y movimientos que resultan muy fáciles de realizar y que además se ejecutan muy rápidamente en el momento en que le enviamos una instrucción por medio del pad. Es a su vez un juego bastante largo y variado y con una dificultad bastante elevada, aunque poco a poco se puede ir superando el juego.



El argumento del juego sigue fielmente el del cómic original, en el que Tintín, acompañado del capitán Haddock, debe rescatar a su amigo Chang (que conoció en el cómic El Loto Negro) cuando tiene una pesadilla en la que ve un avión en la que viaja el chino que se estrella en el Tibet. Al día siguiente descubre que eso había pasado de verdad, por lo que Tintín y un capitán Haddock escéptico viajan al lugar de los echos para intentar salvar a su amigo. Cosa que tendrán que conseguir en un total de 12 fases bastante variadas.



En definitiva, un buen plataformas para Mega Drive, exactamente igual a la versión de Super Nintendo, que cuenta con un sistema de juego casi único y que supone un reto por su elevada dificultad. Muy recomendable.


2 comentarios:

  1. el primer tintin que jugue, de peque no llegue a pasarlo me quedaba siempre en la fases 10 y 11.. años mas tarde lo pase en emulador xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no atascarse, es un juego bastante chungo xddd

      Eliminar