jueves, 22 de agosto de 2013

Streets of Rage (Master System)

Streets of Rage, conocido en Japón como Bare Knuckle, es un juego programado, publicado y distribuido por Sega para Mega Drive en 1991, y luego portado a Master System, Game Gear e incluido en un recopilatorio de juegos de Mega Drive aparecido para Mega CD. La versión de Master System llegó al mercado europeo en mayo de 1993 en forma de una versión bastante decente de la original, aunque con sus cosas rebajadas debido a las capacidades de la consola.



Al igual que en la versión de Mega Drive, que es sin duda la mejor de todas las versiones con diferencia, podemos escoger entre tres personajes diferentes, los cuales tienen estadísticas diferentes. Estos son Adam Hunter, Axel Stone y Blaze Fielding, siendo este el único juego de la saga en que se puede manejar a Adam, aunque para mí que es el mejor personaje del juego en cuanto a manejabilidad. Con cualquiera de estos personajes tenemos que ir avanzando por los variados decorados mientras luchamos contra los enemigos que nos salen al encuentro hasta llegar al momento de enfrentarnos al jefe del nivel respectivo. Por supuesto que podemos emplear todo tipo de armas y contamos con una magia, y en lugar de los movimientos especiales que nos restan salud que aparecían en la segunda parte, en esta ocasión contamos con una magia que afecta a todos los enemigos. Esta consiste en que aparece un policía que se baja de un coche de policía (que además aparece en otro clásico de Sega, E-Swat) y que al disparar acaba con todos los enemigos. El punto negativo lo pone el hecho de que se suprimió la opicón de los dos jugadores simultáneos.



El apartado técnico es muy bueno. Gráficamente luce a muy buen nivel. Aunque los personajes son algo pequeños, aún más que en su versión original, estos tiene un diseño muy bueno y unas estupendas animaciones, y además contamos con unos escenarios variados, detallados y perfectamente ambientados, con un estupendo uso de la paleta de colores de Master System, y además los gráficos en general son muy similares a los vistos en Mega Drive, salvando las distancias Las melodías son las mismas que sonaban en Mega Drive, aunque lógicamente con una calidad de audio mucho menor, pero que están muy bien para la consola de 8 bits de Sega. Donde más flojea es en los efectos de sonido, que aunque son variados no tienen mucha calidad, pero tampoco molestan.



Pasando ya al tema de la jugabilidad, hay que decir que se trata de un juego que destaca fundamentalmente por la sencillez de control de los personajes y por lo fácil que resulta realizar todos y cada uno de los movimientos de los mismos, junto a una correcta respuesta a las órdenes transmitidas por el pad de control, aunque hay que decir también que la detección de colisiones no están tan depurada como en la versión original. Por otro lado, contamos con un acertado número de fases y con una dificultad completamente ajustada, aunque algo menor que en el original porque nos salen menos enemigos al mismo tiempo.



La trama del juego se explica en una escena que aparece inmediatamente después de cargar el juego. Lo que antes era una ciudad pacífica, productiva y feliz, llena de vida y actividad, ha caído en manos de una organización criminal secreta. El líder del sindicato de alguna manera ha logrado mantener su identidad en secreto. La organización pronto absorbió el gobierno de la ciudad. Incluso tenían la fuerza policial en sus garras. Saqueos, violencia y destrucción se suceden sin que nadie haga nada por detenerlos. Nadie está seguro caminando las calles, día o noche...


El caos continuó a plena potencia, y tres jóvenes oficiales de la policía trataron de fundar una unidad de ataque especial. Fue repetidamente rechazada por sus superiores, la mayoría de los cuales habían sido comprados por la organización o estaban demasiado asustados para hacerles frente. Un día, cuando ellos ya no podrían esperar y observaban su ciudad siendo demolida, dejaron el cuerpo de policía.



Adam Hunter, Axel Stone y Blaze Fielding decidieron renunciar a su carrera profesional en cumplimiento de la ley legal y poner sus vidas en juego. Están desarmados, pero cada uno posee grandes habilidades de combate cuerpo a cuerpo. Con estos conocimientos en artes marciales, se embarcan en la aventura de derrotar al misterioso Mr. X y sus secuaces.



El juego consta de un total de 8 fases largas y variadas, el mismo número de fases que el original, y además en el sexto nivel aparece un jefe que es exclusivo de esta versión, aunque lo que no se incluyó fueron los dos finales alternativos. Entre los items que podemos encontrar para cumplir con éxito la misión que tenemos por delante están las manzanas que rellenan un poco la barra de vida, los pollos que la llenan por completo, diferentes tipos de armas como cuchillos, botellas o bates y las siempre agradecidas vidas extra, que conforme avance el juego serán bastante necesarias.



Resumiendo, una buena conversión del original para Mega Drive para Master System, y desde luego mucho mejor que la floja versión de Game Gear, con el único defecto de que es para un solo jugador. Muy recomendable.


2 comentarios:

  1. Grandiosa conversion! graficamente y jugablemente inmensa. La musica tambien es una pasada. Pero es que la cagada de que solo sea para un player no tiene perdon de dios ni excusa posible. En la nes demostraron que se podian hacer beatemups decentisimos con modo de 2 jugadores. Leches, que incluso en el spectrum se podia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que es una lástima la omisión de los dos jugadores simultáneos, pero bueno, aunque por ejemplo en la versión de Game Gear sí pueden jugar dos, me parece muy inferior a esta versión de Master System.

      Eliminar