domingo, 11 de agosto de 2013

Super Turrican 2

Super Turrican 2 es un juego programado por Factor 5 y publicado y distribuido por Ocean para Super Nintendo en 1995, llegando al mercado europeo en mayo del mismo año. Se trata de la secuela de Super Turrican, también de Super Nintendo, por lo que estamos ante un muy buen juego de plataformas y acción en el que se entremezclan elementos típicos de un shoot'em up y que mejora en todo a su primera parte, siendo mi episodio favorito de la saga Turrican junto con el también genial Mega Turrican.



Esta segunda parte de Super Turrican ofrece todavía más acción que su predecesor, y además se incluye la capacidad de manejar distintos tipos de vehículos, uno de los cuales le permite incluso volar, con lo que el juego tomará un estilo similar a un shoot'em up. Además se recupera el gancho que ya estaba presente en Mega Turrican y que le permite agarrarse a las paredes, cosa que no estaba presente en Super Turrican, aunque también es cierto que los niveles son algo más cortos y con menos exploración que en entregas anteriores. Como en otros juegos de la misma saga tenemos que ir avanzando mientras acabamos con todos los enemigos que se nos pongan por delante para al final enfrentarnos a un jefe de fin de fase respectivo, el cual precisará de una estrategia diferente.



El apartado técnico es buenísimo. Quizás lo más negativo de los gráficos sea el pequeño tamaño del protagonista, pero su diseño es muy correcto y está bien animado, y además todo lo demás es bastante espectacular, desde la gran variedad y originalidad de los enemigos que nos harán frente hasta la multitud de efectos especiales de rotaciones y acercamientos que nos proporciona el Modo 7, pasando por unos imagninativos, espectaculares y gigantescos jefes finales. Los escenarios son muy variados y detallados, con una ambientación sublime conseguida en parte por el uso de la paleta de colores de Super Nintendo. Posee melodías muy variadas y bastante cañeras, muy apropiadas para este tipo de juego, mientras que los efectos de sonido son bastante variados y de buena calidad.



En cuanto a la jugabilidad, es un cartucho que destaca por un protagonista que goza de un control muy sencillo, con unos ataques y movimientos muy fáciles de hacer y una respuesta perfecta a las órdenes que tenemos que transmitirle por medio del pad de control. Por otro lado, el juego cuenta con un más que decente número de fases y con una dificultad progresiva y muy bien ajustada, empezando el juego no demasiado complicado y terminando bastante chungo.



La ubicación es un pequeño sistema estelar flotante en las interminables espirales de un agujero negro. Poco saben los habitantes de los planetas sobre las hordas amenazantes de The Machine. Huyendo a través de las regiones exteriores de la galaxia conocida, el villano encontró sus próximas víctimas. Habiendo pasado mucho tiempo desde su última derrota, The Machine ha regresado y las defensas del sistema estelar no son rivales para los láser de The Machine lanzados desde el espacio profundo. Las civilizaciones fueron destruidas en un instante y todo el sistema cayó bajo el hechizo del mal, con solo unos pocos gritos de ayuda escapando de los límites del sistema.



En el U.S.S. Avalon, buque insignia de las Fuerzas Unidas de la Libertad, los héroes de muchas almas rescatadas están esperando sin descanso el encuentro final con su archienemigo desde hace mucho tiempo. Cuando las sirenas rugen en el hangar, tres naves despegan hacia lo desconocido. Listas para enfrentarse a su último desafío, las naves se preparan a entrar en un agujero negro para alcanzar el sistema atacado. Pero segundos más tarde, sólo uno de los barcos logra escapar de la peligrosa influencia del agujero negro.



Gravemente dañada y ardiendo, la nave se precipita hacia un devastado mundo de dunas. Perdido en algún lugar en este reino devastado, es el último superviviente del equipo de brigada de asalto enviado por las Fuerzas Unidas de la Libertad. Equipado con su traje de asalto Turrican, tiene que enfrentarse solo al intento para detener el plan de The Machine de transformar la galaxia devastada en el nuevo feudo de su ejército. Y tendrá que conseguirlo en un total de 16 fases bastante variadas y de dificultad creciente. Para ayudarnos en la misión contamos con diferentes items, que se traducen en armas, escudos, objetos para rellenar la barra de salud y diferentes power-ups.



Resumiendo, una maravillosa entrega de la saga Turrican para Super Nintendo, que para mí junto al también genial Mega Turrican es el mejor episodio de la serie. Obra maestra.


3 comentarios:

  1. La saga Turrican. Confieso que la conocía sobre todo de oídas (nunca mejor dicho) de sus incursiones en Amiga y en commodore 64, y tenía la errónea idea de que era una especie de metroid para ordenador, cuando salvo la transformación en bola poco más tienen en común.

    Años después lo he redescubierto y los que citas de consola son unos arcades trepidantes y visualmente impactantes (aunque en sonido no estén para mi a la altura de su fama en ordenadores, almenos en megadrive)...como dices, juegazos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a mí el Mega Turrican en cuanto a músicas me gusta mucho, e incluso me parecen superiores al Super Turrican, que tiene las misas músicas. Ojo, dijo Super turrican, ni Super Turrican 2, que ya incluye unos temas diferentes xdddd
      Igual te refieres al Turrican a secas, que en su versión de Mega Drive la verdad es que me resulta algo floja.

      Eliminar
    2. Es que un coleguilla me lavó el cerebro de pequeño para que cada vez que viese un juego de megadrive que tuviera versión de Amiga acabase admitiendo que el sonido de mi mega era horrible en comparación con la orquesta sinfónica de su Amiga, y tantos años después todavía arrastro los efectos secundarios! XDDDD

      Eliminar