lunes, 30 de septiembre de 2013

Mighty Final Fight

Mighty Final Fight es un juego programado, publicado y distribuido por Capcom para NES en 1993, llegando al mercado europeo en agosto del mismo año. Tomando como el referencia el gran Final Fight, nos encontramos ante un muy buen beat'em up inspirado en el gran clásico de recreativa de Capcom, pero bajo un prisma mucho más humorístico.



El estilo de juego es exactamente el mismo que en el juego en que se inspira, por lo que nos encontramos ante un "yo contra el barrio" clásico, en el que manejando a uno de los tres personajes disponibles (Haggar, Cody y Guy) debemos abrirnos paso a base de tortas por cada uno de los escenarios hasta llegar al enfrentamiento contra el jefe de la fase respectiva. El desarrollo de niveles del juego es diferente al del Final Fight original, pero están presentes los mismos jefes y los personajes gozan de los mismos golpes y movimientos, aunque por desgracia no se le ha habilitado una opción para que jueguen dos jugadores simultáneamente, aunque en su favor hay que decir que a diferencia del Final Fight de Super Nintendo están presentes los tres personajes del original e incluye un sistema de niveles a base de experiencia, como si fuera un juego de rol.



El apartado técnico está muy bien. Dadas las limitaciones técnicas de la consola, se tuvo la sabia decisión de apartarse del acabado visual del juego original para mostrar un aspecto gráfico mucho más gracioso y desenfadado. Se nota ya desde la introducción del juego, que es un parodia en toda regla de la intro de la versión original. Los sprites de los personajes ya no son enormes luchadores, sino que son más pequeños y cabezones, pero infinitamente más expresivos, simpáticos y desenfadados, y se nota a su vez en los gestos que ponen cuando les golpean. Los escenarios son bastante coloridos, a la par que variados, detallados y bien ambientados. Las melodías son marchosas y adecuadas para el tipo de juego y para ser NES los efectos de sonido están bastante bien.



También es un juego en que se ha pensado en la jugabilidad, siendo esta muy alta. El control de los tres héroes es muy sencillo, lo que permite que las acciones y movimientos que pueden hacer resulten muy fáciles de realizar, a lo que se añadir una estupenda respuesta a las órdenes transmitidas por el pad de control. Además, cuenta con un acertado número de fases y una dificultad bien ajustada, aunque también hay que decir que la ausencia de un modo de dos jugadores simultáneos le hace bajar algún entero.



El juego se compone de un total de 5 fases largas y variadas en las que se desarrolla la misma historia que en el arcade. Para ayudarnos a completar el juego contamos con una serie de objetos que nos serán de mucha utilidad. Entre estos destacan las diferentes armas como el martillo, elementos para rellenar la barra de salud, vidas extra o bolsas de monedas que nos otorgan más continuaciones, elementos propios de este tipo de juegos.



En resumen, una estupenda y muy divertida versión para NES del gran Final Fight, que aporta humor al juego, convirtiéndose en una parodia del mismo. Muy recomendable.


6 comentarios:

  1. Es una lastima que este juego no llegara nunca a España, porque es de los buenos buenos de nes. Si no fuera porque no tiene modo de dos jugadores seria el mejor beatemup de la consola junto con las tortugas ninja. No sufre de una jugabilidad chustera o tramposa como la de otros beatemups de nes como los double dragon, battletoads, etc, sino que el control es total y en el aspecto jugable esta al nivel de un beatemup de 16 bits.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que para ser un beat'em up de NES se maneja muy bien, aunque bueno, creo que el Double Dragon de NES es más manejable que el de arcade.

      Eliminar
  2. Si salió en España. Yo le alquilé varias veces y es un juegazo, de hecho me entretiene más que el original.
    Con juegos como este, se nota que si se quería, se podían hacer conversiones de cualquier cosa para la veterana nes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue muy inteligente lo de transformar el Final Fight en una especie de parodia para aprovechar la escasa potencia de la consola.

      Eliminar
  3. Cuando lo descubrí emulado hace un tiempo me dejó alucinado…muy bueno y sin duda lo prefiero a su hermano mayor de super. Lástima de no tener modo a dobles, pero aún así me encantan estos juegos parodia (como el Kid Dracula o el Alex Kidd haciendo de Shinobi) y éste es de mis títulos preferidos de NES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tampoco podemos olvidarnos de la parodia de Splatterhouse para NES xddd
      Sin duda un gran juego y todo un acierto hacerlo en plan coña.

      Eliminar