sábado, 5 de octubre de 2013

Blue Blink

Blue Blink es un juego programado por West One y publicado y distribuido por Hudson para TurboGrafx-16 el 27 de abril de 1990, en exclusiva para el mercado japonés. Se trata de un divertidísimo juego de plataformas y acción basado en un popular manga japonés del mismo título al que además se le confiere un aire aventurero.



Empezamos el juego en un mapeado por el que podemos acceder a los diferentes niveles, pero únicamente cuando hayamos superado el que esté antes, aunque la mayoría de los niveles suelen tener varias salidas que nos permiten ir a zonas diferentes del mapeado. En las fases en sí controlamos a tres personajes al mismo tiempo, que caminan en fila india y saltan y disparan todos al mismo tiempo, y nuestra misión será guiar al trío de héroes por los escenarios, buscando una de las salidas del nivel, eliminando a los enemigos que nos estorben y recolectando objetos. Los niveles además son bastante variados, habiendo niveles de plataformeo puro y también otras fases de plataformas con scroll automático. Cada fase está formada por una pantalla de mapeado con diferentes niveles. En el último nivel del mapa se encuentra la puerta de acceso a la batalla contra el jefe del mundo respectivo, pero solo podemos enfrentarnos a él si reunimos una serie de requisitos que podemos cumplir si vistamos determinados niveles.



El apartado técnico está muy bien. Los sprites de los protagonistas están bien realizados, son expresivos, cuentan con buenas animaciones y derrochan simpatía por los cuatro costados, y además hay un buen número de enemigos diferentes y destacan entre todos ellos los jefes finales, que tienen un tamaño bastante importante. Los escenarios son coloridos, variados, detallados y bien ambientados, y además tienen un buen scroll. Por otro lado, contamos con unas melodías agradables y simpáticas en la línea general del carácter del juego, mientras que los efectos de sonido son los típicos de los plataformas, es decir, sencillos pero graciosos.



Entrando ya en el tema de la jugabilidad, hay que decir que el control sobre los tres personajes es muy sencillo, lo que hace que sus acciones y movimientos sean muy fáciles de hacer, con una estupenda respuesta a las órdenes transmitidas por el pad, aunque también es cierto que muchos movimientos no tienen y que el control del salto es mejorable, pero tampoco es malo. Por otro lado, cuenta con una respetable cantidad de fases y una dificultad progresiva y muy bien ajustada. El juego se compone de un total de 5 mundos con varios niveles cada uno, y contamos a su vez con multitud de objetos que nos ayudarán en la misión, siendo muchos imprescindibles para el combate final contra el jefe de turno. Entre estos objetos están los que nos restauran los corazones de salud, vidas extra, ítemes para puntos o llaves para abrir cofres o puertas. El único punto negativo que le veo es el idioma, pues al estar en japonés se nos pueden pasar ciertas informaciones, pero tampoco es imprescindible saber japonés para completar el juego.



En definitiva, un muy buen juego de plataformas para TurboGrafx-16 que resulta muy entretenido y divertido, pareciéndome uno de los grandes exponentes del género en la consola. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada