miércoles, 30 de octubre de 2013

Micro Machines 2: Turbo Tournament (Super Nintendo)

Micro Machines 2: Turbo Tournament es un juego programado, publicado y distribuido por Codemasters en un principio para Mega Drive en 1994, y luego portado a otros sistemas como Super Nintendo, Game Gear o Game Boy. La versión del "Cerebro de la Bestia" aterrizó en el mercado (exclusivamente europeo) en diciembre de 1995, bastante tarde con respecto al original. Se trata de la secuela del gran Micro Machines, lo que significa que nos encontramos ante un divertidísimo juego de carreras de coches en miniatura.



El estilo de juego es muy parecido al ya visto en la primera parte de la saga, quizás demasiado. Esto significa que tendremos que competir en carreras sobre vehículos en miniatura que correrán por escenarios tan llamativos como una mesa de billar, una mesa de estudio o una bañera. Se incluyen además algunos vehículos nuevos como los aerodeslizadores o los helicópteros. El juego permite participar hasta un total de 4 jugadores simultáneos y varían un poco los modos de juego dependiendo del número de jugadores. Si solo juega uno, tenemos la opción para el duelo (Challenge) contra otros coches, carreras contra un piloto de nuestra elección (Head-to-Head), una liga o un contrarreloj, mientras que si juegan dos o más entre las opciones tenemos una carrera, un torneo o el contrarreloj. También hay una especie de torneo en la que pueden participar hasta 16 jugadores, aunque no simultáneamente, sino que es un torneo en el que se irán realizando carreras entre dos coches, se pasará a otra carrera con otros dos jugadores hasta llegar a la final.



El apartado técnico está bastante bien. Pocas novedades encontramos en lo visual con respecto a la primera parte, por lo que podemos decir que los gráficos no son espectaculares, pero sí muy vistosos, con unos cochecitos variados y bastante rápidos y escenarios variados y muy coloridos que incluyen toda clase de detalles, y en general podemos decir que los gráficos de esta entrega son superiores a los de la primera parte. Por otro lado, se incluyen un buen número de melodías simpáticas y animadas, idóneas para un juego como este, unidas a unos efectos de sonido numerosos y de buena calidad, recreando perfectamente los derrapes y los choques.



Y por fin llegamos a lo que de verdad importa en todo juego, que es ni más ni menos que la jugabilidad, y hay que decir que la de este título es muy alta. Principalmente porque el control de los vehículos es muy sencillo y además la respuesta a las órdenes del pad es soberbia, aunque haya que practicar la conducción, pero sobre todo porque el juego es divertidísimo, y esta diversión se multiplica cuando juegan dos o más personas. El juego cuenta con un total de 27 niveles diferentes, y unidos a su dificultad ajustada que tira a elevada dan juego para rato, a lo que ayuda también el gran número de opciones que trae. Es una pena sin embargo que no se incluyan en el cartucho las ranuras para conectar otros dos pads, como sí incluye la versión de Mega Drive.



En resumen, una secuela muy digna del primer Micro Machines para Super Nintendo que, a pesar de que es muy parecido, podríamos decir que supera en todo a la primera parte. Podríamos decir también que todo esto es aplicable a la versión de Mega Drive, a la que supera únicamente en los efectos de sonido y en líneas generales es algo superior la de la máquina de Sega. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada