viernes, 25 de octubre de 2013

Mr. Heli

Mr. Heli, conocido en Japón como Mr. HELI no Daibōken, es un juego programado, publicado y distribuido por Irem para recreativa en 1989 y luego portado a otros sistemas como TurboGrafx-16, Commodore 64, ZX Spectrum y Amstrad CPC. La versión de TurboGrafx-16 llegó al mercado europeo en marzo de 1993 en forma de una versión muy fiel al original, por lo que nos encontramos ante un divertido shoot'em up multidireccional.



A diferencia de la inmensa mayoría de juegos del género, en este matamarcianos no avanzaremos en una única dirección, sino que podemos desplazarnos tanto a izquierda o derecha como de arriba a abajo, aunque no libremente como sucede por ejemplo con Fantasy Zone, si no que el scroll irá cambiando según una ruta predefinida, aunque el personaje se semeja al del gran juego de Sega en que cuando toca el suelo camina con unas patitas. También tiene de original la ambientación, pues nuestro vehículo no será una nave espacial, sino un helicóptero. Por lo demás, como cualquier shoot'em up tendremos que ir destruyendo a los enemigos y recogiendo diferentes tipos power-ups para finalmente enfrentarnos al jefe del nivel respectivo, teniendo nuestro vehículo de particular que puede disparar hacia adelante o hacia arriba.



El apartado técnico es muy bueno. Gráficamente destaca en primer lugar por unos sprites del protagonista y de los diferentes enemigos muy originales, simpáticos y variados, a los que además se les ha dotado de unas animaciones muy buenas, y además hay jefes finales de un tamaño bastante generoso. En segundo lugar, los escenarios resultan variados, detallados y bien ambientados, pero sobre todo muy coloridos y de gran calidad. Las melodías no están mal, pero tampoco son gran cosa y la verdad es que resultan bastante mejorables, pero los efectos de sonido sí que son bastante decentes, variados y de buena calidad.



La jugabilidad es otro detalle que hay que tener muy en cuenta en este gran juego. Y es que el control de la nave es muy sencillo, por lo que los movimientos de la misma son muy fáciles de hacer, a lo que hay que añadir una estupenda respuesta a las órdenes que tenemos que transmitirle por medio del pad de control. Es a su vez un título que goza de una extensión bastante razonables y como es habitual en el género de los matamarcianos una dificultad elevada. El juego se compone de un total de 6 fases largas y difíciles, aunque no son imposibles. Además está plagado de power-ups y demás items, siendo especialmente importantes los que regeneran la barra de salud y los que potencian nuestro disparo.



En definitiva, un estupendo y muy original shoot'em up para TurboGrafx-16, muy buena conversión del original, lo que lo convierte en otra de las joyas del género disponibles para la consola. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada