miércoles, 20 de noviembre de 2013

Dragon: The Bruce Lee Story (Super Nintendo)

Dragon: The Bruce Lee Story es un juego programado, publicado y distribuido por Virgin Games para Mega Drive, Super Nintendo, Master System y Game Gear en 1993, siendo la versión de Mega Drive la primera versión en aparecer, que es como la de Super Nintendo y que posteriormente fue portada a Atari Jaguar. La versión de Super Nintendo llegó al mercado europeo en octubre de 1994 en forma de un interesante juego de lucha protagonizado por el mítico Bruce Lee y que está basado en la película del mismo título protagonizada por Jason Scott Lee en el papel de Bruce Lee.



El juego se compone de varios modos de juego, siendo el principal el modo historia, en el que encarnando a Bruce Lee debemos ir manteniendo combates contra otros personajes con un desarrollo similar al de la película. Por poner un ejemplo, el primer combate será contra un marinero en un bar de Hong Kong, y el segundo contra unos cocineros en un restaurante chino de Chinatown, ya en los Estados Unidos de América. El juego sigue el tradicional sistema de lucha impuesto por Street Fighter II, pero con unas cuantas novedades. La principal es que es un juego más realista al no incluir ningún tipo de ataque energético y golpes reales de artes marciales existentes. Tampoco hay, salvo en contadas excepciones, ningún tipo de marcador de tiempo, pero lo más interesante es que en una pelea pueden participar hasta tres contrincantes, como en la pelea contra los cocineros, que serán dos de ellos contra Bruce Lee. Esto permite que puedan participar hasta tres amigos simultáneamente. Además, hay una segunda barra de energía que se va llenando conforme damos golpes al rival o al coger ciertos items. Esta barra nos permite cambiar de posición de lucha o usar armas como los nunchakus. La mayor desventaja es que el jugador solo puede controlar a Bruce Lee en cualquiera de los modos de juego.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente destacan en primer lugar los sprites de los diferentes personajes, sobre todo el de Bruce Lee, que tienen un tamaño adecuado, unos diseños bien realizados y unas animaciones muy bien hechas. En segundo lugar está el tema de los escenarios, que son variados, detallados y muy bien ambientados, los cuales recrean perfectamente los que aparecen en la película. La banda sonora está formada por temas pertenecientes a la película, con buena calidad de audio y que se acoplan muy bien a la acción, mientras que los efectos de sonido son contundentes y numerosos, con un sonido para cada golpe y sin olvidarnos de los gritos de Bruce Lee.



En cuanto a jugabilidad, hay que indicar que el juego goza de un control muy sencillo, y aunque Bruce Lee cuenta con un amplio repertorio de movimientos y golpes especiales, todos ellos resultan muy fáciles de ejecutar, a lo que hay que sumar una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por medio del pad de control, aunque para dominar todos los movimientos que puede hacer el protagonista hay que practicar bastante. Por otro lado, el modo historia tiene una longitud decente de unas 12 fases y en general el juego cuenta con un dificultad elevada, que se reduce en cuanto dominemos todos los movimientos del luchador más famoso de todos los tiempos. Lástima que solo se pueda manejar al bueno de Bruce.



Resumiendo, un correcto juego de lucha para Super Nintendo que cuenta con el terrible carisma de Bruce Lee, aunque pierde muchos enteros porque solo podemos manejar al famoso actor de artes marciales, pero aún así resulta entretenido. Recomendable.


2 comentarios:

  1. Nunca me terminó de enganchar pese al amor que le profeso al género.
    Quizá en el futuro debería brindarle otra oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal, pero es muy superado por otros juegos de lucha, y además es una pena que solo podamos escoger a Bruce Lee, aunque la opción de los tres jugadores simultáneos es muy atractiva.

      Eliminar