domingo, 22 de diciembre de 2013

Fortified Zone (Game Boy)

Fortified Zone, conocido en japonés como Ikari no Yōsai (La Fortaleza de la Furia), es un juego programado, publicado y distribuido por Jaleco para Game Boy en 1991, llegando al mercado europeo en abril de 1992. Se trata de un entretenido juego de acción en vista cenital muy interesante y con una dificultad bien ajustada.



A pesar de que por el tipo de vista pueda parecer un clon más de Commando o Mercs, hay que decir que el tipo de jugabilidad es bien distinto, ya que en lugar de consistir en niveles con scroll multidireccional en el que podemos desplazarnos como se nos antoje, en este juego los niveles consisten en pantallas a las que accedemos pasando por puertas y en las que generalmente tenemos que acabar con los enemigos que en cada una de ellas se encuentren, habiendo numerosas zonas en las que no podemos pasar a la siguiente hasta que no destruyamos a todos los enemigos o destruyamos alguna máquina. Es un juego que requiere de exploración y al final de cada nivel nos esperará un jefe de fin de fase que requiere de una cierta estrategia. Disponemos de dos personajes con sus propios atributos y podemos alternar entre los dos durante la partida. Además, cuando uno de los personajes muere, no tenemos más remedio que usar el otro.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente destaca por unos sprites de personajes de generoso tamaño, sobre todo para ser un juego de este estilo, además de buen diseño y unas animaciones bastante correctas, y hay que decir que los enemigos son variados y hay jefes finales gigantescos. Los escenarios pueden resultar algo vacíos y no muy variados, pero están bien ambientados y no se echa de menos el color. La música no está mal y sin ser una maravilla ambienta a la perfección la acción, mientras que los efectos de sonido reflejan decentemente el sonido de las explosiones y los disparos.



Pasando ya al tema de la jugabilidad, hay que decir que ambos personajes gozan de un control muy sencillo (básicamente es el mismo), lo que propicia que todos sus movimientos resultenn muy fáciles de realizar, a lo que hay que añadir una estupenda respuesta a las órdenes que hay que enviarle por medio de los botones de la portátil. La dificultad del juego está bastante bien ajustada, sin ser fácil, pero tampoco muy complicado, aunque quizás el número de fases es algo escaso, aunque estas son largas.



La trama de Forticied Zone nos pone en la piel de dos mercenarios llamados Masato Kanzaki y Mizuki Makimura que se infiltran en una zona fortificada, donde deben luchar contra mercenarios, soldados, robots y monstruos antes de destruir el complejo central en el corazón de la zona fortificada. Y esto deben coseguirlo en un total de 4 fases, que la verdad es que pueden hacer algo escasas, aunque como ya he dicho tienen una extensión interesante. Para ayudarnos en la misión contamos con diferentes items entre los que destacan las diferentes armas secundarias y los objetos para restaurar la salud o para añadir unidades extra de vida, además de llaves para abrir puertas bloqueadas.



Resumiendo, un muy buen juego de acción para Game Boy que entusiasmará a los aficionados al género y que el resto de jugadores debería probar. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada