domingo, 29 de diciembre de 2013

Gourmet Sentai Bara Yarou

Gourmet Sentai Bara Yarou es un juego programado por Winds y publicado y distribuido por Virgin Games para Super Nintendo el 29 de septiembre de 1995, pero desgraciadamente jamás llegó a salir de Japón, pese a su buena calidad. Se trata de un entretenido beat'em up cuyos personajes parecen extraídos de Ai Cho Aniki de PC Engine y cuyos jefes finales parecen inspirados en los extraños diseños de los de Gynoug para Mega Drive.



Al principio del juego podemos escoger entre tres personajes diferentes con sus propios atributos y debilidades, que son dos chicos y una chica, que la verdad es que todos tienen una aspecto bastante gay (e incluso disponemos de un botón para hacer poses, que no afecta para nada ni a la fuerza ni a la defensa). Como en cualquier juego de este estilo, manejando a uno de los guerreros disponibles (o a dos si jugamos con un amigo) tendremos que ir combatiendo a los extraños enemigos que nos salgan al encuentro, pudiendo hacerlo con una gran variedad de movimientos y combinaciones de golpes. Dependiendo de la calidad del combo con que derrotemos a un enemigo, este soltará un alimento de mayor o menor calidad, y este es el elemento más original del juego, porque cuando acabamos con el jefe de fin de fase correspondiente entraremos en una pantalla donde un gourmet nos pedirá dos de los alimentos recogidos para prepararnos un plato que nos repondrá de las fuerzas perdidas, teniendo en cuenta que cada uno de los tres personajes tiene una comida favorita, que es la que más vida le restaurará.



El apartado técnico está muy bien. Los sprites de los diferentes personajes que podemos controlar tienen un muy buen tamaño y unas animaciones más que correctas, además de un diseño divertido, sobre todo los chicos, mientras que los enemigos que nos saldrán al encuentro son muy variados y numerosos, por no hablar de los extrañísimos y muy originales jefes finales, que como dije antes parecen sacados de Gynoug. Los escenarios cyberpunk están muy bien conseguidos y, a pesar de que tampoco es que sean de lo mejor de la consola, resultan variados, detallados y muy bien ambientados. La música tampoco es que sea una maravilla, pero cumple bien su función de ambientar y acompañar a lo largo de la acción, unidos a unos efectos de sonido correctos y numerosos, entre los que destacan los gritos de los personajes.



En cuanto a la jugabilidad, hay que decir que los personajes gozan de un control la mar de sencillo y, aunque son capaces de realizar un amplio abanico de golpes y combos, todos estos movimientos resultan muy fáciles de realizar, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por medio del pad de control. El juego cuenta a su vez con una extensión bastante interesante y una dificultad bien ajustada que tira a poco elevada, excepto en los jefes finales, habiendo algunos muy duros.



En algún momento en el siglo XXI, la metrópolis conocida como Zeus Heaven Magic City se ha recuperado milagrosamente de los incendios de una Tercera Guerra Mundial nuclear. Pero para sobrevivir en esta ciudad de la energía y la tecnología, era necesario comer la proteína que se encuentra en los alimentos. Finalmente, la organización secreta del mal llamada Bath llegó al poder bajo el lema "el poder de nuestra proteína y todo". Bath es una fuerza que aumenta cada día, creando cada erupción del crimen violento que se da por toda la ciudad. Zeus estaba en peligro de ruina porque las fuerzas de Bath estaban constantemente ganando las batallas. Sin embargo, los dirigentes de Zeus iniciaron un proyecto para crear un guerrero perfecto, el más fuerte de los más fuerte. Por último, tres seres humanos se transformaron en robots de lucha. Vieron el resplandor, pero ya era demasiado tarde. ¿Lograrán estos tres héroes salvar a Zeus a tiempo?



Tendrán que conseguirlo en un buen número de fases variadas en las que tenemos que mostrar nuestras habilidades a la hora de combatir diferentes tipos de monstruos. Como en todo juego de este estilo contamos con todo tipo de items que nos ayudarán en nuestra misión, siendo especialmente relevantes los alimentos que soltarán los enemigos, los elementos de recuperación de vida y un item que crear una especie de clon del personaje que llevamos y que atacará también a los enemigos (y además tiene su propia barra de vida, de modo que nos durará hasta que lo maten o hasta que acabe el nivel).



Como conclusión tengo que decir que es un beat'em up muy raro y extraño para Super Nintendo, pero igualmente disfrutable y muy divertido, con el rollo original de recolectar alimentos para al final de cada fase prepararnos unas comidas. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada