domingo, 15 de diciembre de 2013

The Legend of Zelda: Majora's Mask

The Legend of Zelda: Majora's Mask es un juego programado por Nintendo EAD y publicado y distribuido por Nintendo para Nintendo 64 en 2000, llegando al mercado europeo el 17 de diciembre del mismo año. Como entrega de la saga Legend of Zelda y como secuela directa del genial Ocarina of Time, nos encontramos ante otra maravillosa aventura de acción en 3D que en mi opinión supera a Ocarina of Time, y además es considerado el capítulo más oscuro de la saga, y todo esto lo convierte en mi tercer juego favorito de la saga, por detrás de A Link to the Past y Link's Awakening.



El estilo de juego, así como el de las mazmorras y puzzles que nos vamos encontrando es muy semejante al de Ocarina of Time, pero también tiene sus características propias, empezando por la presencia de unas máscaras que le permiten transformarse en diferentes criaturas, algo nunca visto en un juego de Zelda, y además estas máscaras juegan un papel fundamental en la historia del juego. Otra particularidad es que se nos dan unos tres días para cumplir el objetivo principal del juego computados en el tiempo del juego, que en nuestro tiempo real sería una hora. Y para eso se nos permite gracias a nuestras herramientas pasar directamente al día siguiente, ralentizar el paso del tiempo e incluso volver al pasado justo al primer día. En caso de no hacer nada de esto llegado el tercer día, Link perderá todo lo que había conseguido.Además, el transcurso de los tres días es en tiempo real.



El apartado técnico sigue siendo genial. El estilo gráfico sigue la línea de Ocarina of Time, pero con las mejoras pertinentes. Link y todas sus transformaciones goza de un gran diseño y de unas animaciones estupendas, y además hay un gran número de enemigos que se mueven fluidamente por los escenarios en 3D tan variados, detallados, preciosos y muy bien ambientados con un 3D francamente perfecto, luciendo uno de los mejores aspectos gráficos de la consola. Las melodías que nos acompañan ambientan que da gusto y suenan que maravilla, y hay un buen catálogo de efectos de sonido de lo más diverso.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que se continúa usando el mismo sistema de control que en Ocarina of Time, así que si ya jugasteis a este no tendréis ningún problema con el control del Majora's Mask. Si por el contrario no lo hicisteis, os encontraréis con un control que requiere de algo de práctica, pero que se aprende rápidamente y que las acciones a realizar resultan fáciles, y además la respuesta de Link al pad es muy buena. Por lo demás, es un juego de una extensión considerable y con un nivel de dificultad que tira a alto.



Majora's Mask transcurre varios meses después de Ocarina de Time y comienza con Link buscando un amigo no identificado. Mientras cabalga por el Bosque Perdido de Hyrule en su caballo Epona, un Skull Kid enmascarado y sus cómplices las hadas Taya y Tael le tienden una emboscada y le roban tanto a su caballo como su instrumento, la Ocarina del Tiempo. Link les sigue hasta una oscura cueva, donde se cae por un misterioso y profundo hoyo. El Skull Kid se enfrenta a él en la parte inferior y lo maldice, convirtiéndolo en un Deku Scrub. Taya impide que Link persiga a Skull Kid, que escapa junto con Tael a través de una puerta, pero este cierra la puerta detrás de ellos. Al darse cuenta que ella necesita la ayuda de Link para encontrarlos, Taya insiste en que trabajen juntos.



Con este principio aparentemente infatiloide y agradable, se esconde una aventura que se va volviendo cada vez más oscura y agobiante, la cual habrá que resolver en todo un mundo bastante amplio. Como objetos de interés están en primer lugar los elementos típicos de la serie comos los corazones que nos restauran la salud, los objetos que nos rellenan la barra de magia o las rupias. Otros items de interés son las máscaras, de las que hay en torno a a 34 en total; y otros muchos objetos más, muchos imprescindibles para superar el juego.



Resumiendo, una secuela de Ocarina of Time al que en mi opinión supera en todos los aspectos, siendo mi Zelda en 3D favorito de todos los tiempos. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada