jueves, 30 de enero de 2014

Aah! Harimanada (Mega Drive)

Aah! Harimanada es una franquicia audiovisual que empezó en 1991 con un manga dibujado por Kei Sadayasu y publicado en Kodansha's Weekly Morning, seguido por una serie de televisión que empezó a emitirse en 1992. Como es natural, no tardaron en aparecer videojuegos basados en la franquicia apareciendo tres juegos con el título de "Aah! Harimanada", uno para Mega Drive, otro para Game Gear y otro para Game Boy. La versión de Mega Drive fue programada por Megasoft y publicada y distribuida por Sega, saltando al mercado nipón el 9 de marzo de 1993 y por desgracia se quedó en Japón. Se trata de un entretenido juego de sumo con un estilo muy similar a un juego de lucha.



En realidad podríamos decir que el juego tiene un estilo que está a caballo entre un juego de sumo y uno de lucha 1 vs. 1 al estilo Street Fighter II. Con el sumo se comparten algunos movimientos y la capacidad de lanzar al rival fuera del tatami, lo que nos daría la victoria sobre el adversario. Pero también comparte muchos elementos comunes con un título de lucha como son la barras de salud, los golpes personalizados por luchador y en general son unas peleas dinámicas y rápidas, además de divertidas. Además de los correspondientes golpes, también habrá agarres, que tienen el fin último de lanzar al rival fuera del tatami, aunque mientras estamos agarrando a un rival este puede reaccionar y dar la vuelta al combate.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente sorprende por el tamaño de los luchadores de sumo, que son enormes, pero eso no es ningún problema para que se muevan fluidamente por el tatami y además con unas estupendas animaciones, y además todos cuentan con un muy buen diseño. Aunque el tatami es siempre el mismo, hay que decir que está muy bien realizado, tanto por el elemento humano en forma de público o el árbitro hasta la propia ambientación del ring, con un uso correcto del color. Las melodías son correctas y ambientan bien, mientras que los efectos de sonido son variados y decentes, aunque el aspecto sonoro no es tan bueno como el gráfico.



En cuanto a la jugabilidad, tenemos que decir que el control de los personajes es muy sencillo, lo que permite que, una vez que nos sepamos cómo se hacen, los ataques, movimientos y golpes especiales de los luchadores, además de los que comparten todos los personajes, son muy fáciles de realizar, y a esto hay que añadirle una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. La dificultad del juego como en muchos otros juegos de lucha es progresiva, y la cifra de personajes es francamente alta, habiendo un total de 15 luchadores diferentes, aunque en el modo historia solo controlamos a uno, que supongo que será el protagonista de la franquicia.



Resumiendo, un original y muy buen juego de sumo para Mega Drive, que alterna la jugabilidad de un título de lucha con las reglas de este famoso deporte nipón, dando lugar a un título único en su estilo y muy divertido. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada