lunes, 20 de enero de 2014

Fire Shark (Mega Drive)

Fire Shark, lanzado originariamente en Japón como Shark! Shark! Shark!, es un juego programado, publicado y distribuido por Toaplan para recreativa en 1989, siendo posteriormente portado a Mega Drive. Esta versión para la 16 bits de Sega llegó al mercado europeo en julio de 1992 en forma de una versión muy fiel del original, por lo que nos encontramos ante un gran shoot'em up de scroll vertical en el que, aunque de gráficos no es una maravilla, sí que posee una jugabilidad muy alta.



Como en cualquier juego de este estilo, debemos destruir a los enemigos que nos salgan al encuentro mientras viajamos sin pausa hacia arriba por culpa del scroll vertical automático, para al final de cada recorrido enfrentarnos a un jefe de fin de fase. También se comparte la característica común de que un único impacto a nuestro avión nos quita una vida, así como la presencia de ataques especiales, de los cuales se pueden acumular hasta un máximo de diez. También se nos presentan todo tipo de power-ups, aunque la ambientación no es la típica, porque en esta ocasión en vez de presentarnos un entorno de ciencia ficción con peligrosas naves alienígenas, está más bien ambientado en una especie de universo steampunk donde pilotando un avión nos tendremos que enfrentarnos a artilugios voladores, tanques o cañones.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente no es ninguna maravilla, pero tampoco es que sea malo en este aspecto, ya que a pesar de la simpleza de los gráficos se nos presentan unos aviones y demás maquinaria variada y bien realizada, con un movimiento fluido, enormes jefes finales, además de unos escenarios variados y bastante detallados. Las melodías tampoco son de las mejores de Mega Drive, pero no son malas y ayudan a ambientar el juego, mientras que los efectos de sonido son numerosos, aunque mientras que unos están bastante bien, otros son algo flojos.



Pero sin duda lo mejor de este cartucho es su elevada jugabilidad, la cual empieza con un control muy sencillo del avión que tenemos que pilotar, lo que hace que todos los ataques y movimientos que podemos realizar con él resulten muy fáciles de ejecutar, junto con una espléndida respuesta a las órdenes que hay que enviarle por medio del pad. Además, tiene una extensión muy decente y la dificultad, como es habitual en este género, tira a elevada, y en ocasiones llega a ser muy difícil. Pero ante todo es un juego muy entretenido y con una gran capacidad de enganche.



En la versión de Mega Drive, en el año 19X9, en un planeta Tierra alternativo, una superpotencia global conocida como los Cuerpos S, que se especializa en un ejército industrial pesado, comienza a invadir dstintos países. Todo parece perdido hasta que un piloto fantasma que pilota un biplano con superpoderes llamado Fire Shark vuela para salvar al mundo de la dominación.



Tendrá que conseguirlo en un total de 10 fases bastante variadas y de dificultad progresiva, pero siempre repleto de acción sin límites. Como en todo juego de este estilo, tenemos a disposición todo un arsenal de items que nos serán de mucha utilidad a lo largo de nuestra complicada misión. Sin duda, los más importantes son las diferentes armas y power-ups que podemos encontrar, además de elementos defensivos que nos protegen de los ataques de los enemigos.



Resumiendo, un muy buen shoot'em up de scroll vertical para Mega Drive que, aunque técnicamente es mejorable, tiene una altísima jugabilidad y resulta muy ameno y adictivo. Muy recomendable.


2 comentarios:

  1. Simple pero muy divertido y jugable el Fire Shark...parece como si alguien en Toaplan tuviera mala consciencia tras los Truxton y dijesen "vamos a hacer algo asequible para variar" (aún asi, como soy muy petardo me quedo en la fase 9, pero eso es un logro para mi...XD

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos juegos siempre son entretenidos, y además como dices es más sencillos que Truxton, pero aún así personalmente lo sigo encontrando difícil xddd

      Eliminar