martes, 28 de enero de 2014

Under a Killing Moon

Under a Killing Moon es un juego programado, publicado y distribuido por Access Software para MS-DOS en 1994, llegando en ese mismo año a Europa de la mano de U.S. Gold. Se trata de la tercera entrega de la serie de juegos protagonizados por el detective Tex Murphy, por lo que nos encontramos ante una muy interesante aventura gráfica, pero a diferencia de las dos primeras partes ahora no se trata de una aventura en tercera persona con escenas de acción, sino de una aventura en primera persona que emplea ambientes en 3D interactivos.



Desde esta perspectiva en primera persona tenemos que investigar zonas, encontrar objetos, hablar con los diferentes personajes o resolver puzzles de diferente complejidad. Lo más novedoso de esta aventura es que podemos movernos libremente por los escenarios como si de un FPS se tratase. Tenemos dos tipos de estilo de juego. Por una parte está el modo de desplazamiento antes descrito, pero también podemos bloquear la pantalla que veamos con la barra espaciadora para que aparezca el cursor y así poder investigar la ubicación, de modo que para buscar algo en concreto hay primero que recorrer la habitación como si fuese un FPS y una vez que encontremos algo que nos llame la atención pulsar la barra espaciadora para que aparezca el cursos y así poder investigar cómodamente. Para desplazarnos de una ubicación a otra podemos ir andando o usar el coche de Tex para desplazarse a otras regiones más alejadas de la calle donde vive Tex. También para evitarse el engorro de tener que ir al coche tenemos un botón que pone "Travel" y que tiene la misma función. En algunas ocasiones podemos morir, pero no son muy frecuentes. Otra cosa que destaca de este título es el sentido del humor, con escenas graciosas, como en la que el detective empieza a fumarse un cigarrillo como pose de tipo duro y empieza a toser.



El apartado técnico está muy bien. Los entornos que podemos visitar están muy bien realizados, y son también destacables porque no usan trazado de rayos como en Doom, sino que se emplean polígonos y mapeados de texturas de una forma más que decente, de modo que podemos mirar hacia cualquier dirección, y se combinan estos escenarios con actores reales. Los diferentes vídeos que se entremezclan con la acción son dignas de verse. La música está bastante bien y solo suena cuando tiene que hacer, mientras que contamos con una amplia variedad de efectos de sonido de muy buena calidad, sobre todo los diferentes diálogos, muchos de los cuales, la mayoría del propio Tex Murphy, está cargados de humor e ironía.



Pasando ya al tema de la jugabilidad, hay que decir que el juego cuenta con una mecánica y un control que resultan muy sencillos, con menús interactivos intuitivos y fáciles de usar y una navegación cómoda por los escenarios, manejando el movimiento de desplazamiento con el ratón y la mirada con las flechas del teclado, y el detective responde muy bien a ambos dispositivos. Tiene también una duración decente y una dificultad elevada, que se ve reducida si usamos el botón de las pistas, que nos da pistas de lo que tenemos que a hacer a continuación a cambio de quitarnos puntos acumulados.



En Under a Killing Moon, que se desarrolla en el futuro post-apocalíptico y distópico de los jeugos anteriores, Tex Murphy, un investigador privado, ha tocado fondo. Recientemente se divorció de su esposa Sylvia. Sin trabajo, con poco dinero y viviendo en una destartalada zona de San Francisco, Tex se da cuenta que tiene que organizar su vida. Tex se dispone a buscar trabajo. Lo encuentra rápidamente una vez que se descubre que la casa de empeños en frente de su apartamento ha sido robado. Tex rápidamente resuelve el caso y siente que su suerte ha comenzado a cambiar. Entonces una mujer misteriosa que dice llamarse condesa Renier, habiendo escuchado cosas buenas acerca de Tex, lo contrata para encontrar su estatuilla desaparecida. Todo parece genial al principio y la condesa está prometiendo pagar Tex más dinero del que ha visto en su vida. Sin embargo, rápidamente todo va cuesta abajo cuando Tex se encuentra involuntariamente involucrado en los asuntos de un culto peligroso.



En resumen, una estupenda aventura gráfica para PC que tiene el elemento original de poder moverse libremente en primera persona al estilo Doom por los parajes que visitamos, lo cual es algo muy poco visto en un juego de esta naturaleza. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada