viernes, 28 de febrero de 2014

Devilish: the Next Possession

Devilish: the Next Possession, conocido en Japón como Bad Omen, es un juego programado por Aisystem Tokyo y publicado y distribuido por Hot-B para Mega Drive en 1992, llegando al mercado americano en ese mismo año, donde tomó el nombre de Devilish: The Nexty Possession, aunque por desgracia nunca llegó a tierras europeas. Se trata de la secuela del gran Devilish para Game Gear, por lo que estamos ante un entretenido juego que combina la mecánica de Arkanoid con un juego de acción.



La mecánica del juego es exactamente la misma que en su primera parte. Esto quiere decir que tenemos que ir avanzando por cada escenario empleando para ello una mecánica similar a Arkanoid. Debemos ir destruyendo los diferentes obstáculos que entorpecen el camino a la bola, a la que tenemos que hacer rebotar con la plancha que movemos hacia los lados o hacia arriba y abajo, pudiendo el recorrido también ir en cualquier dirección y sentido, ya sea hacia arriba como hacia los lados. Además de encontrarnos en ocasiones con jefes, también se mantiene la característica de las diferentes posiciones que podemos adoptar con la plancha para hacer rebotar la bola en la dirección correcta, así como diferentes atajos que nos hacen ahorrar un tiempo precioso, que es uno de nuestros principales enemigos. Esta versión además incorpora un opción de dos jugadores simultáneos.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente mantiene el estilo ya visto en el original para Game Gear, pero con las mejoras oportunas. Esto significa que nos encontramos con escenarios tétricos y angustiosos dotados de una ambientación muy bien conseguida, además de elementos bien definidos, enemigos variados y de calidad y enormes jefes finales. También posee melodías de calidad y que ayudan a ambientar muy bien el juego, además de efectos de sonido variados y de una calidad bastante alta.



En cuanto a la jugabilidad, hay que decir que la mecánica y el control del juego son muy sencillos al presentarse las mecánicas fáciles de aprender de un Arkanoid y de un Shoot'em up, por lo que es muy fácil hacer todo lo que se puede hacer en el juego, junto a una estupenda respuesta a las órdenes del pad, aunque hay que decir que el control falla un poco con respecto al Devilish de Game Gear, y el desarrollo de los niveles no es tan bueno, pero tampoco es que sea malo. Tiene además una extensión interesante y una difultad progresiva, como es típico en este tipo de juegos.



El juego se compone de un total de 7 fases cada vez más largas y más difíciles en las cuales se desarrolla exactamente la misma historia que en el Devilish de Game Gear, por lo que podríamos decir que más que una secuela este juego es una especie de remake. Como en todo juego de este estilo contamos con items de ayuda a lo largo de la aventura, muchos de los cuales ya estaban en la primera parte e incluyen entre otros vidas extras y elementos que destruyen bloques.



Resumiendo, un muy buen remake/secuela de Devilish para Mega Drive que, aunque en mi opinión es inferior al original, se trata de un juego divertido y adictivo como pocos. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada