martes, 11 de febrero de 2014

Star Trek: The Next Generation: Echoes From the Past (Mega Drive)

Star Trek: The Next Generation: Echoes From the Past (Star Trek: The Next Generation: Future's Past en Super Nintendo) es un juego aparecido para Mega Drive, Super Nintendo y más tarde para Game Gear, pero sin embargo programado y publicado por diferentes compañías. En el caso dela 16 bits de Sega la que se encargó de las tareas de programación fue MicroProse y de la publicación y distribución la propia Sega, llegando al mercado norteamericano en 1994 y por desgracia no saliendo de allí. Se trata de una entretenida aventura que engloba varios géneros.



Los tres estilos que tenemos son aventura en primera persona a bordo del Enterprise, simulación de combate espacial y aventura de acción con vista cenital. Al principio se empezará a bordo de la nave interestelar, en la que podemos comunicarnos con su tripulación para recibir datos de interés o informarnos sobre el destino, además de que también podemos fijar el rumbo del navío espacial. Las misiones que tenemos que realizar se nos comunican a través de los sistemas de comunicación de la nave, y normalmente nos enviarán a algún planeta. Para poder navegar hasta ellos debemos emplear The Conn, que viene a ser algo así como el piloto de la nave, al que hay que darle las coordenadas donde se encuentra el planeta en cuestión, las cuales podemos consultar en el mapa estelar que tenemos a disposición en la nave. Cuando llegamos al planeta deseado o al punto que nos manden, normalmente tendremos que teletransportarnos a él, después de haber consultado las condiciones ambientales, y entonces el juego cambiará radicalmente, pasando a una perspectiva aérea en la que podemos controlar a todos los miembros del grupo que hayamos enviado y en la que tendremos que realizar alguna tarea concreta, ya sea rescatar a alguien, acabar con los enemigos a manos de nuestras pistolas láser o recuperar alguna cosa. En ocasiones, al viajar en la nave de un lugar a otro nos podemos encontrar con otras naves espaciales con las que podemos negociar. Si las negociaciones van mal nos enemistaremos con la otra nave y puede llegar a producirse un combate entre la nuestra y la enemiga, aunque algunos enfrentamientos son inevitables. Esta característica de negociación es exclusiva de Mega Drive (al parecer, en Super Nintendo las negociaciones son automáticas y no se pueden alterar). El combate espacial puede que sea la parte más complicada del juego, porque es un combate largo y difícil en el que hay que ir disparando a una nave que se mueve rápidamente en una perspectiva en que vemos tanto al Enterprise como al enemigo desde arriba. Contamos con una radar que nos indica la posición del enemigo, y cuando nos dañen podemos ir a la zona de ingeniería para que vayan reparando los daños.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente resulta adecuado en sus tres estilos, presentándonos unos rostros de personajes, así como unos escenarios bien recreados, en la parte de aventura en primera persona, naves correctas y escenarios espaciales en la parte de simulación y personajes reconocibles ( aunque algo pequeños), junto con escenarios variados, detallados y bien realizados, con buena ambientación, para las partes de aventura de acción. También hay que destacar la música, incluida la banda sonora de la serie de TV, a la que hay que añadir unos efectos de sonido variados y de una calidad media más que aceptable.



En cuanto a la jugabilidad, el control y la mecánica del juego son bastante sencillos, por lo que realizar las acciones que podemos hacer en los tres modos de juego es muy fácil, a lo que hay que añadir unos menús claros e intuitivos y muy fáciles de usar, importantes sobre todo en las zonas de aventura en primera persona, y a todo esto hay que añadir una muy buena respuesta al pad, aunque es preciso indicar que la parte de simulador de combate requiere de bastante práctica. Por otro lado, la extensión del juego es muy alta, y la dificultad, salvo en las zonas de simulación está bien ajustada.



El juego comienza con el USS Enterprise (NCC-1701-D) en órbita alrededor de una estrella gigante roja cerca del borde de la Zona Neutral (la estrella afecta negativamente a los sensores romulanos, haciendo la presencia del Enterprise indetectable). Ellos vigilan la frontera en respuesta a la creciente actividad romulana; los romulanos recientemente han perdido contacto con un buque patrulla la Zona Neutral. La flota ha accedido a ayudar en cualquier intento de investigación como una señal de buena voluntad. Los romulanos rechazan la ayuda y prefieren a manejar las cosas por su cuenta, por lo que naturalmente se solicita a la flota que se incrementen las patrullas fronterizas.



Inmediatamente al comenzar el juego, la Enterprise recibe una señal de auxilio en todas las frecuencias de radiodifusión. Fue enviada el Dr. TLaris, un geólogo de Vulcano estacionado en un planeta en el sistema Codis Nu, y en el mensaje señala que su excavación fue atacada recientemente por los romulanos, y que los agresores están todavía presentes. La Enterprise responde a su petición de ayuda y establece su curso hacia la excavación. A partir de este momento se desarrolla un historia típica de cualquier capítulo de la serie, además de muy bien llevado, que requiere visitar un montón de localizaciones y planetas diferentes.



Resumiendo, una muy buena aventura para Mega Drive basada en Star Trek: La Nueva Generación que capta a la perfección el espíritu de la serie de televisión. El estilo de la versión de Super Nintendo es muy parecido, aunque todo el mundo lo pone como una versión inferior. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada