domingo, 13 de abril de 2014

Fatal Fury 2 (Mega Drive)

Fatal Fury 2 es un juego programado, publicado y distribuido por SNK para Arcade y Neo Geo en 1992, siendo más tarde portado a Mega Drive, Super Nintendo y TurboGrafx-CD. La versión de Mega Drive fue programada por Gailbrain y publicada por Takara, llegando en 1994 tanto a Japón como a Estados Unidos, aunque a diferencia de la versión de Super Nintendo nunca alcanzó tierras europeas. Se trata de una versión bastante buena del original, al parecer con algunos cambios con respecto al original, pero de todas formas un gran juego de lucha.



El estilo de juego es muy similar al de la primera parte. Esto significa que se trata de un juego de lucha 1 vs. 1 muy del estilo de Street Fighter II, pero con la salvedad que los escenarios tienen profundidad, y pdoemos pasar de un plano al otro. Sin embargo, en esta segunda entrega se han introducido algunas novedades no presentes en la primera parte. La primera de ellas es que podemos cambiar de plano a voluntad (en la primera parte solo se cambiaba de plano en determinadas circunstacias, como cuando te daban un golpe y pasabas al otro plano), además de que casi todos los personajes son nuevos, y solo se mantienen de la primera parte Terry Bogard, Andy Bogard, Joe Higashi y Billy Kane, aunque este último, que vuelve a ser uno de los jefes, no aparecía en el Fatal Fury de Mega Drive. También se introdujo la posibilidad de hacer algún que otro combo, que según algo que he leído por algún lado es algo exclusivo de esta versión. Yo no pondría la mano en el fuego porque no probé ni la versión de Neo Geo ni de Super Nintendo.



El apartado técnico está muy bien, muy mejorado además con respecto a la primera parte. Los personajes están más estilizados, siendo fieles a los de Neo Geo, salvando las distancias. Por las imágenes que vi los de Super Nintendo parecen algo más parecidos a los de Neo Geo, pero por contra los de Mega me parecieron más grandes. También están muy bien animados, con movimientos fluidos y rápidos por la pantalla. Los escenarios están muy bien realizados, siendo mi favorito el del jefe final Wolfang Krauser, que aún siendo muy inferior al original sigue siendo una pasada. Donde sí se nota la mejoría es en el aspecto sonoro, no tanto en las melodías, que siguen teniendo muy buena calidad, como en los efectos de sonido, que tienen una calidad mucho mayor que en el primer Fatal Fury para Mega Drive.



En cuanto al tema de la jugabilidad, hay que decir que el control de todos y cada uno de los personajes (salvo el de Wolfang Krauser, que a pesar de ser el personaje más poderoso es el más difícil de manejar) es muy sencillo, lo que implica que todos los movimientos que pueden hacer resulten muy fáciles de ejecutar, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta al pad. Por otro lado, la cifra de luchadores ha aumentado con respecto a la primera parte, y en esta ocasión no se han dejado a ninguno en su conversión a Mega Drive. Quizás un pequeño defecto es que el juego no es demasiado complicado.



Después de la muerte de Geese Howard en el Fatal Fury original, un misterioso noble alemán llamado Wolfang Krauser se convierte en el patrocinador del nuevo torneo de King of Fighters. Esta vez, el torneo se celebra por todo el mundo y en él compiten luchadores de todo el planeta. El misterioso retador comienza derrotando a los participantes del anterior juego Fatal Fury, buscando al hombre responsable de derrotar a Geese.



Doce serán los luchadores disnponibles en el juego, ocho de los cuales serán seleccionables en el modo historia, siendo los cuatro restantes los jefes de este modo. En el resto de modos todos los personajes son seleccionables, incluyendo al jefe final. La lista de luchadores es:


  • Terry Bogard:
  • Andy Bogard:
  • Joe Higashi:
  • Big Bear:
  • Jubei Yamada:
  • Cheng Sinzan:
  • Kim kaphwan
  • Mai Shiranui
  • Billy Kane
  • Axel Hawk
  • Laurence Blood
  • Wolfang Krauser




En definitiva, una versión bastante buena del original de Neo Geo para Mega Drive, lo que lo convierte en un muy buen juego de lucha. Muy recomendable.


8 comentarios:

  1. Fijándonos sólo en megadrive, la mejora respecto al primero tanto en gráficos como en personajes es evidente...pero yo me hago un lío con los Fatal Fury 2 y el Special y las versiones de mega, Snes, megaCD, pal o ntsc (en algunas recortaban luchadores...)

    No sabía que este no salió en España, pero me suena que ¿el Special? si salió aquí en MegaCD (y Snes) y confieso que no tengo ni idea de los detalles de esta saga, pero no cambia mucho, no?

    Un saludo, Isaac!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Special en principio trae algún modo de juego más y en vez de ser 12 luchadores son 16, entre los cuales se incluye a Ryo Sakazaki de Art of Fighting, aunque hicieron la estupidez de quitarlo de la versión occidental de la versión de SNES.

      Eliminar
  2. Teniendo en cuenta que a mí ya me gustó el primer Fatal Fury de Megadrive, este me divertirá aún más; ya que parece mejor en todos los apartados.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí desde luego me gustó mucho. Por cierto, siempre oí que la versión de SNES era mejor, pero últimamente leo más posturas más favorables a esta versión.

      Eliminar
  3. No le he probado pero he jugado muchísimo a los Fatal fury y a tenor de las pantallas, luce muy bién, eso si, lo de los combos que preguntas no me acuerdo. Para mí que no se podía o eran rancios o yo era malo y no me salían jajajajaja. Eso si, el último personaje era un titan que vaya si cuesta ganarle!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el tal Wolfang Krauser es un jefe final bastante chungo, bastante más que Geese Howard del primer Fatal Fury, que tampoco es que sea pa tanto.

      Eliminar
  4. Excelentes juegos tanto en Super como en Mega; pero el mejor port de un Fatal Fury fue, sin duda, el de Mega CD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad son conversiones muy buenas, y la de Mega Drive además es la más diferente de todas, y algunos incluso dicen que es mejor.

      Eliminar