miércoles, 28 de mayo de 2014

Bishin Densetsu Zoku: The Legend of Bishin Zoku

Bishin Densetsu Zoku: The Legend of Bishin Zoku es un juego programado, publicado y distribuido por Magifact para Super Nintendo, llegando al mercado japonés en navidades del 93, o lo que es lo mismo, el 25 de diciembre de 1993, aunque por desgracia nunca llegó al mercado occidental. Se trata de una especie de fusión entre un juego de carreras futuristas tipo F-Zero y un beat'em up.



Lo importante en este título son las carreras en sí. Al igual que F-Zero y Super Mario Kart, el juego hace uso del famoso modo 7 para simular los diferentes giros y la velocidad del vehículo. El objetivo de cada nivel es llegar a meta dentro de un tiempo establecido, pero la cosa no será fácil, porque en la carretera habrá multitud de ramificaciones y solo una es el camino correcto, llevándonos unas a callejones sin salida u otras que nos hacen dar vueltas en redondo. A medida que vayamos chocando con las paredes o recibiendo golpes, nuestro vehículo se irá deteriorando, y cuando se rompa llegará el temido Game Over.. De vez en cuando podremos sufrir un golpe que nos haga salir despedidos del coche, y entonces habrá un cambio al presentarse una pantalla en la que con un estilo a lo beat'em up tendremos que acabar con todos los enemigos que se nos presenten. Una vez que todos hayas sido eliminados, se retomará la carrera, aunque algo de tiempo habrá transcurrido.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente es bueno en los dos tipos de estilos. El modo 7 está muy bien empleado y me recuerda mucho a F-Zero (sin llegar a su nivel), con unos giros muy bien hechos y una sensación de velocidad muy alta. En las zonas de "yo contra el barrio" los personajes tienen un buen tamaño, un diseño que está bastante bien y están bien animados, y además los escenarios son variados, detallados y muy bien ambientados con un cierto aire cyberpunk. Las melodías que nos acompañan son variadas y de una calidad bastante buena, y hay un buen número de efectos de sonido que cumplen su función a la perfección.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que el control del juego, en los dos estilo de que este consta, es muy sencillo, y realizar todos los diferentes movimientos que podemos hacer con el coche o con los dos protagonistas es muy fácil, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta a las instrucciones transmitidas por medio del pad. Además, el juego tiene una buena extensión de 7 fases variadas, y una dificultad elevada, sobre todo por lo de dar con el camino correcto a la hora de conducir, porque las zonas de beat'em up tampoco son complicadas de más.



En resumen, un juego original que combina un juego tipo F-Zero con un "yo contra el barrio" para Super Nintendo. La idea puede recordar a Outlander, pero la ejecución es muy diferente. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada