sábado, 10 de mayo de 2014

Outlander (Mega Drive)

Outlander es un juego programado, publicado y distribuido por Mindscape para Mega Drive en 1992 y para Super Nintendo en 1993. La versión de Mega Drive se nos presenta como un original juego que combina la simulación y acción al estilo Chase H.Q. con la acción directa de un arcade de acción lateral y que además se parece muchísimo a Mad Max, lo que no es de extrañar, porque en principio el juego estaba basado en Mad Max 2, pero en el último momento Mindscape perdió la licencia.



A bordo de un coche debemos atravesar parajes postapocalípticos en primera persona (y aquí es donde estriba la única diferencia con la versión de Super Nintendo, porque ese es en tercera persona) mientras esquivamos o destruimos a los diferentes enemigos que nos vayamos encontrando por la carretera, pero no siempre hacemos uso de las armas del coche, porque cuando por ejemplo un motorista se pone al lado de nuestra ventanilla podemos dispararle con una escopeta. Pero la cosa no acaba ahí, porque tenemos que controlar los niveles de combustible y munición, especialmente el primero, y si se nos acaba la gasolina tendremos que ir a pie para buscar algo de gasolina o de munición, y todo con un estilo completamente diferente, siendo en esta ocasión una especie de arcade acción de scroll horizontal en el que debemos golpear o disparar a los enemigos que nos vayamos encontrando que tiene por objeto encontrar todo aquello que necesitemos para poder conducir nuestro coche.



El apartado técnico está bastante bien. Quizás los gráficos no sean algo impresionante, pero los sprites de los diferentes vehículos enemigos están muy bien conseguidos, y además de que los escenarios consiguen captar esa esencia postapocalíptica y decadente estilo Mad Max, la sensación de velocidad está muy bien conseguida, aunque los gráficos de las partes de acción lateral son bastante más flojos, sin ser malos del todo. La música suena bastante bien y es la apropiada para ambientar el juego, aunque quizás los efectos de sonido pudieran ser algo más contundentes.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que el control que tenemos sobre le coche y sobre el protagonista es de lo más sencillo, por lo que hacer los movimientos de tanto el vehículo como de nuestro héroe resulta una tarea muy fácil de cumplir, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. Además, el juego tiene una extensión que se puede hacer muy elevada, sobre todo porque conseguir la gasolina en las escenas de acción lateral depende de la suerte, además de una dificultad bien ajustada y que tira a elevada. Quizás lo peor del juego sean precisamente las partes de acción, porque aunque la idea es muy buena, la verdad es que el estilo no está demasiado bien conseguido, aunque está bien así.



En definitiva, un muy buen juego de conducción para Mega Drive claramente inspirado en Mad Max y que además se nos transmite muy bien el espíritu de la trilogía. Si se hubiera retocado un poco la parte de acción lateral estaríamos ante uno de los mejores juegos de acción de Mega Drive. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada