miércoles, 11 de junio de 2014

Battle Mania: Daiginjou

Battle Mania: Daiginjou es un juego programado, publicado y distribuido por Vic Tokai para Mega Drive, saliendo a la venta en Japón el 24 de diciembre de 1993, aunque es otro de esos títulos que por desgracia se quedó en japón. Se trata de la secuela de Battle Mania, conocido en Estados Unidos como Trouble Shooter, por lo que nos encontramos ante un fantástico shoot'em up de scroll horizontal que además tiene una calidad superior a la primera parte.



El estilo de juego es básicamente el mismo que en el anterior juego. Esto quiere decir que continuamos controlando directametne a Madison, que podremos mover a voluntat mientras vamos eliminando a los diferentes enemigos. También estará apoyándola espalda con espalda Crystal, que disparará a la par que Madison y a la que podemos indicar si debe disparar hacia adelante o hacia atrás. Como en la primera parte, con ambas mujeres debemos atravesar cada nivel con scroll automático, que puede ser tanto horizontal como vertical en caso de subir en el cielo, por ejemplo en el caso de querer llegar al tejado de un alto rascacielos, y por supuesto que al final de cada etapa nos esperará un peligroso jefe de fin de fase.Además, contamos con nuevas armas que no estaban en la precuela.



El apartado técnico es genial, y además está mejorado con respecto a la primera parte. Esto se nota en el diseño de los personajes, pero aún más en sus animaciones, que están bastante mejoradas. También habrá un amplio abanico de enemigos diferentes y enormes jefes finales, además de nuevos y mucho mejores efectos de luz, explosiones y disparos. Los escenarios son a su vez variados y detallados, dotados también de una magnífica ambientación. Nos siguen acompañando melodías cañeras y llenas de calidad, con efectos de sonido numerosos y todos ellos muy bien realizados.



Pasando al tema de la jugabilidad, el juego mantiene la misma mecánica sencilla y directa de la primera parte, y el control sigue siendo tan intuitivo y cómodo con en el Battle Mania original, por lo que manejar a Madison y Crystal es tan fácil como realizar todos sus movimientos, a lo que hay que añadir una estupenda respuesta al pad. La extensión consiste en la interesante cifra de 9 fases largas y variadas (tres más que en la primera parte, y además son más largas), mientras que la dificultad es progresiva y en general es elevada, aunque no es un juego imposible.



En resumen, una estupenda secuela de Battle Mania para Mega Drive que mantiene el mismo índice de jugabilidad, adicción y diversión de la primera parte, pero lo envuelve en un envoltorio mucho más bonito y espectacular. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada