martes, 24 de junio de 2014

The Pirates of Dark Water (Mega Drive)

La versión para Mega Drive de The Pirates of Dark Water fue programada por Iguana Entertainment y al igual que la de Super Nintendo publicada y distribuida por Sunsoft, llegando a Europa al mismo tiempo que la versión del Cerebro de la Bestia, en torno a 1994. Sin embargo, en esta ocasión nos encontramos con un juego completamente diferente que ni siquiera comparte el mismo género, siendo en esta ocasión un plataformas de acción para uno o dos jugadores.



Al igual que la versión de Super Nintendo, se nos da la posibilidad de escoger entre tres personajes diferentes, o dos si jugamos con un amigo. A parte de esto, no tienen ningún parecido más que el diseño de los héroes. Aquí nos encontramos con un juego de plataformas lateral con un toque de beat'em up porque la forma de acabar con los enemigos es a espadazo limpio. En cada nivel tendremos que abrirnos paso por un escenario concreto, ya sea saltando de plataforma en plataforma, subiendo por escaleras o transportándose por medio de plataformas móviles. Nuestro objetivo es alcanzar una cierta zona, eliminando a los enemigos que nos entorpezcan el paso, donde nos esperará un peligroso jefe de fin de fase. Para combatir a los enemigos, aparte del arma específica de cada personaje también podemos encontrar items que nos permiten emplear armas arrojadizas, a parte de los obligados items de recuperación de vida.



El apartado técnico está bastante bien. Los sprites de los personajes son parecidos a los que salían en la versión de Super Nintendo y tienen un tamaño bastante bueno, no tanto como los de Super Nintendo, pero para un juego como este van perfectos. También contamos con una buena variedad de enemigos y jefes bien diseñados, y para los que conozcan la serie hay que decir que todos los personajes que salían en ella y hacen acto de presencia en el juego son perfectamente reconocibles. Donde sí supera gráficamente en mi opinión al de Super Nintendo es en los escenarios, que igualmente son variados, pero mucho más detallados y gozan también de una gran ambientación, scroll parallax incluido. Sonoramente me gusta más el de Super Nintendo, porque a pesar de que las melodías tienen un tono distinto y son diferentes, en calidad me gustan menos las de Mega Drive, aunque las de esta versión tampoco están mal. Los efectos de sonido son menos contundentes que en Super Nintendo, pero aún así hay sonidos bien conseguidos, como las del sonido del golpe de metal contra metal.



Entrando en el tema de la jugabilidad, hay que decir que el control de los personajes es muy sencillo, lo que permite que los movimientos que podemos hacer con ellos resulten muy fáciles de aprender, además de que la respuesta a las órdenes transmitidas por el pad es muy buena, junto con una mecánica de juego intuitiva y fácil de seguir. Tiene también una extensión interesante de unas 15 fases largas y variadas, siendo quizás más largo que el de Super Nintendo, junto con una dificultad en mi opinión también más alta que en Super Nintendo, pero tampoco es algo desesperante, y sí mucho más variado.



Resumiendo, un buen juego de acción basado en "Los piratas de las aguas negras" para Mega Drive, completamente diferente al de Super Nintendo, pero de buena calidad. No me decido de cuál es mejor de los dos, porque a pesar de que el de Mega Drive me da la impresión de que está algo mejor hecho, el género del de Super Nintendo me atrae más. De todas formas, Recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada