lunes, 4 de agosto de 2014

Kung Fu (NES)

Kung Fu Master, conocido en Japón como Spartan X, es un juego programado, publicado y distribuido por Irem para recreativa en 1984, siendo más tarde portado a otros sistemas como NES, ZX Spectrum, PC o MSX. La versión de NES, también programada por Irem, conservó el título original japonés, pero el título occidental perdió el Master, con lo que queda con el título definitivo de Kung Fu, a secas. Llegando al mercado europeo el 15 de abril de 1987, nos encontramos con una versión que, pese a que técnicamente es muy inferior, respeta el estilo del original, por lo que se trata de un divertido beat'em up estilo Vigilante.



El objetivo del juego es avanzar por cada nivel hasta el encuentro contra el jefe de fin de fase respectivo, debiendo en nuestro caminar atacar y defenderse de los variados enemigos que nos vamos encontrando, utilizando para ello nuestras habilidades con el kung fu. Para conseguir esta dura tarea, nuestro protagonista puede realizar una serie de movimientos que se resumen en caminar, agacharse, saltar, dar puñetazos y dar patadas. Los puñetazos nos dan más puntos y tienen más fuerza, pero tienen un alcance más reducido que las patadas. Una vez que se han completado todos los pisos del templo donde se desarrolla el juego, este se reinicia, pero con una dificultad más alta.



Pese al bajón técnico, el apartado técnico está bastante bien. Pese a que tanto protagonista como enemigos tienen un tamaño mucho más reducido que en el arcade, además de un diseño más simplificado, estos se diferencian fácilmente unos de otros, y en general están bien animados, además de que los enemigos son variados. Los escenarios están bien conseguidos para ser una NES, aunque no resultan demasiado variados, pero eso es algo que ya pasaba en el arcade. Contamos con pocas melodías, siendo loa misma siempre durante el desarrollo del juego en sí, pero la verdad es que suena bastante bien, y hay buenos e interesantes efectos de sonido.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que contamos con una mecánica directa y un control del protagonista muy sencillo, lo que permite que realizar todos y cada uno de los movimientos de Thomas resulten de lo más fácil, a lo que hay que añadir una siempre bienvenida buena respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. El mayor defecto que tiene el juego es que el número de fases, 5, resulta bastante esacaso (se puede acabar el juego en unos pocos minutos), aunque para compensar también dispone de una dificultad elevada.



Resumiendo, una conversión de Kung Fu Master para NES que, pese a que técnicamente es muy inferior, resulta muy fiel al original y muy divertido, aunque un poco corto. Muy recomendable.


4 comentarios:

  1. Otro juego que en su dia jamas vi en recreativa. Ahora el de nes lo tengo original comprao barato de los sobrantes de spaco, xdddd, pero en su dia lo tenia en un cartucho pirata de nasa. Como no. Xdd. Lo primero que me llamó la atencion es que ibas hacia la izquierda. Algo pocas veces visto. Aunque si los japos leen los comics al reves, todos sus juegos deberian ser como este. Jlaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es curioso eso de ir de derecha a izquierda, no es demasiado habitual.

      Eliminar
  2. Pero que gozada.

    En una ocasión se compró en la casa de mi abuela junto a mis primos una consola clon de NES y este juego resultó uno de los amos de la velada, hace muchos años que jugué este pero aun así tanto su peculiar estilo artístico como la tonada que acompañaba la acción se ha quedad a fuego en mi memoria.

    Recuerdo que nadie lo acabó XD.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep, es un juego complicado, pero es algo normal para lo corto que es, y además es muy divertido.

      Eliminar