domingo, 28 de septiembre de 2014

Mortal Kombat Unchained

Mortal Kombat Deception es un juego programado, publicado y distribuido por Midway para Playstation 2, Xbox y GameCube entre 2004 y 2005, siendo posteriormente portado a PSP. La versión de la consola portátil de Sony, que recibió el nombre de Mortal Kombat Unchained, fue programada por JGI Entertainment y publicada por Midway, llegando al mercado europeo el 24 de noviembre de 2006. Se trata de una muy buena versión del original, en concreto de la versión de Playstation 2, de la que se excluyen algunas cosas, pero también añade otras nuevas, por lo que nos encontramos ante un muy buen juego de lucha en 3D.



El juego cuenta con un buen número de estilos de juego, algunos sin nada que ver con lo que es un título de lucha. El principal es el modo historia de toda la vida en el que escogemos a uno de los luchadores disponibles y vamos librando combates hasta llegar al jefe final del juego. Los combates tienen la fórmula clásica de tres rounds de los que hay que ganar dos para salir victorioso. Cada luchador dispones de tres posiciones de combate, correspondiendo dos de ellos a estilo de lucha diferentes y el tercero al uso de un arma. También pueden hacer diferentes tipo de combos, algunos de ellos con combinaciones de los estilos de lucha. También cada luchador dispone de sus movimientos especiales personalizados, y también cuenta cada uno de ellos con dos fatalities. Además, en los escenarios hay distintas trampas, algunas de ellas letales, que nos pueden hacer ganar un round rápidamente, porque a diferencia de los Mortal Kombat clásicos podemos arrojarles a las trampas antes de derrotarles. También, al ser un juego en 3D los escenarios tienen profundidad y podemos desplazarnos por toda su superficie, pudiendo esquivar un proyectil del enemigo solo con movernos hacia arriba o hacia abajo. Otros modos del juego son un divertido puzzle, o una partida de ajedrez que cambia las fichas clásicas por personajes de Mortal Kombat y en las que para comer una ficha hay que librar primero un combate, pero sin duda el más interesante de todos es el modo Konkista, que es una aventura protagonizada por un tal Shujinko. A diferencia de la versión de Playstation 2, no contamos con ningún personaje desbloqueable, sino que todos los personajes ocultos de Playstation 2 son directamente seleccionables desde un principio, y además se añaden seis personajes, los cuales son Blaze, Frost, Shao Kahn, Jax, Goro y Kitana. También reaparece el Modo Endurance del primer Mortal Kombat, en la que el jugador debe luchar contra dos rivales.



El apartado técnico está muy bien. Gráficamente es muy semejante al original, por lo que nos encontramos con unos personajes bien diseñados, bastante grandes y muy bien animados, mientras que los escenarios en 3D son variados y detallados, y además están muy bien realizados los diferentes fatalities y las diferentes muertes de escenario, y además queda muy bien que la sangre vaya derramado vaya dejando el suelo todo manchado, aunque con respecto a la versión original tiene algunas carencias, como la supresión de la introducción del juego. Las melodías del juego están en la línea de otros títulos de la saga, sonando oscuras y tétricas, mientras que contamos con un gran número de efectos de sonido de calidad, destacando como siempre en la saga los alaridos de los luchadores y la voz del comentarista.



Entrando en el tema de la jugabilidad hay que decir que el juego cuenta con un control sencillo y la mecánica directa de un juego de lucha, lo que implica que los movimientos y ataques de los personajes se realizan muy fácilmente, con la salvedad quizás de algunos combos, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta al pad. Por otro lado contamos con un gran número de luchadores, además de una dificultad bien ajustada, siendo el combate final contra el jefe final, Onaga, bastante complicado, aunque con algunos personajes se hace muy fácil.



Los guerreros de la Tierra no pudieron detener la resurrección del Rey Dragón Onaga planeado por Alianza entre Quan Chi y Shang Tsung. En un acto desesperado, Raiden desafía a la Alianza Mortal a combatir, y aunque Raiden lo hace bien y parece que va a vencer, finalmente es derrotado por Shang Tsung y Quan Chi. Entonces cuando parece que han acabado con Raiden, la Alianza Mortal se rompe y ambos hechiceros comienzan a combatir. Cuando Quan Chi vence, entra en escena el Rey Dragón, que ha regresado de entre los muertos tal y como las profecías anunciaban. El hechicero intenta enfrentarse a Onaga él solo, pero es incapaz de hacerle daño. Entonces se levanta Shang Tsung y ayuda a Quan Chi, y sorprendentemente, Raiden aparece y ayuda a los dos hechiceros, pero ni aun así logran hacer retroceder al recién resucitado Rey Dragón Onaga. Raiden, entonces, se da cuenta de que sólo le queda una oportunidad para derrotar a Onaga, y es entonces cuando canaliza su esencia divina en una ráfaga de energía de inmenso poder y se la lanza al poderoso Onaga. Cuando la nube de polvo desaparece, únicamente queda en pie el Rey Dragón, con el amuleto de Quan Chi en su mano, siendo aparente que el sacrificio de Raiden fue en vano.



Resumiendo, una muy buena conversión de Mortal Kombat Deception para PSP, lo que implica que estamos ante un muy buen y sangriento juego de lucha. Muy recomendable.

Y el modo Konquest:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada