martes, 7 de octubre de 2014

Ecco the Dolphin (Mega CD)

La versión para Mega CD de Ecco the Dolphin fue programada por Novotrade y publicada y distribuida por Sega, como el resto de versiones, llegando tanto a Estados Unidos como a Europa en 1993, y a Japón en 1994. A diferencia de otras versiones de juegos de Mega Drive a Mega CD no se limita a hacer exactamente el mismo juego que en el original pero con una intro bonita y mejor sonido, sino que tiene también sus diferencias. Aún así, sigue siendo una espléndida aventura submarina.



El estilo de juego es exactamente el mismo que en el original. Esto significa que controlando al delfín Ecco debemos ir superando diferentes niveles a base de adentrarse en profundar cavernas, resolver algún que otro puzzle y combatir contra diversas criaturas, tanto marinas como medusas o tiburones hasta peligrosas criaturas alienígenas. Aunque básicamente la historia del juego es la misma que en su versión original de Mega Drive y que se comparte algunos elementos como la necesidad de buscar fuentes de oxígeno para respirar, también tiene muchos niveles completamente diferentes, incluso niveles que fueron desechados para el Tides of Time, además de fases rediseñadas, dando lugar a un juego semejante pero al mismo tiempo muy diferente.



El apartado técnico es muy bueno. Gráficamente se nos muestra un estilo muy semejante al Ecco de Mega Drive, con lo que los gráficos ya de por sí son muy buenos, pero quizás los de esta versión luzcan algo mejor al ser un poco más nítidos, además de que los nuevos niveles nos presentan fondos marinos bellos y muy bien ambientados, por no hablar de la nueva intro del juego, que como siempre en Mega CD es digna de ver. Pero donde destaca principalmente esta versión es en el sonido, sobre todo por su increíble banda sonora, formada por melodías muy bien compuestas por Spencer Nilsen, de una extraordinaria belleza y muy ambientales, solo por la música ya vale la pena el juego. El resto de sonidos ambientales están mejorados con respecto a la versión de Mega Drive, por lo que resultan brillantes y perfectos para el juego.



Pasando al tema de la jugabilidad, hay que decir que se mantiene la mecánica de la versión original, así como su control sencillo, por lo que manejar al delfín sigue siendo tan intuitivo, fácil y cómo como en Mega Drive, a lo que hay que añadir una muy buena respuesta a las órdenes transmitidas por el pad. El juego también mantiene un número de fases bastante alto, además de un nivel de dificultad muy elevado, por lo que es un juego que se tarda en acabar.



Para concluir tengo que decir que estamos ante una magnífica versión de Ecco the Dolphin para Mega CD que quizás sea mejor que el original, sobre todo por su magnífica banda sonora. Obra maestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada