sábado, 1 de noviembre de 2014

Dungeon Explorer (Mega CD)

El Dungeon Explorer de Mega CD fue programado por Westone (los mismos de la saga Wonder Boy) y publicado y distribuido por Sega en 1994, llegando en este año tanto a Estados Unidos como a Europa. A pesar de compartir saga y título con la versión de TurboGrafx-16, hay que decir que en realidad estamos ante un juego completamente distinto, pero sigue siendo un muy buen action RPG, solo que en esta ocasión está más cerca de lo que sería un Gauntlet.



Mientras el original de PC Engine tomaba prestados ciertos elementos de Gauntlet, en esta entrega se notan mucho más esos elementos, al presentarnos mazmorras mucho más grandes y en las que hay un grado mucho mayor de exploración. El objetivo de las mazmorras es básicamente el mismo: explorarlas, combatir a los monstruos presentes, destruir sus nidos, abatir al jefe final de la mazmorra y escapar con vida de ella. El ratio de aparición de monstruos de los nidos es mucho mayor que en la entrega de TurboGrafx, lo que produce que tengamos que combatir a un número mayor de monstruos. También contamos con una modalidad de multijugador, en el que un segundo jugador escoge a un personaje de distinta clase, aunque el número de clases se ve reducido a seis. Otra novedad con respecto al original está en que, aparte de la barra de vida, contamos con una barra de hambre que se va reduciendo paulatinamente. Por fortuna, además de las típicas pócimas para restaurar la salud también contamos con comida para saciar nuestra hambre.



El apartado técnico está muy bien y es superior al original en este aspecto. Los sprites de los diferentes héroes, personajes y monstruos que nos podemos encontrar son más grandes y mejor diseñados, mientras que los diferentes escenarios son variados y más detallados que en el de PC Engine, dotados también de una mejor ambientación. Para la banda sonora, también se aprovechan las bondades del formato CD para ofrecer melodías muy buenas que ambientan a la perfección el juego, además de unos efectos de sonido numerosos y plagados de voces digitalizadas.



En cuanto a la jugabilidad, es un título que destaca por una mecánica directa y adictiva y un control muy sencillo, lo que permite que los movimientos y ataques de nuestro protagonistas se ejecuten todos muy fácilmente, a lo que hay que añadir también una muy buena respuesta a las órdenes del pad. Es también un juego bastante largo, aún más que el original, además de bastante difícil, también más que el original, sobre todo por tener que vigilar el grado de hambre, las mazmorras más grandes y el mayor número de enemigos. La dificultad se reduce bastante con el multijugador, aunque a diferencia del original que permite cinco jugadores simultáneos, aquí al cosa se reduce hasta cuatro.



La historia en sí me parece mejor la de esta entrega. Hace mucho tiempo, el malvado Darkling encerró a la Diosa de la Ambición en su torre, siempre manteniendo sus poderes en jaque. Ha prometido conceder un deseo a quien sea capaz de derrotar  sus fuerzas y rescatarla. Nadie ha regresado de torre oscuro, y se desconoce si existe o no la Diosa de la Ambición.



En resumen, una muy buena entrega de la serie Dungeon Explorer para Mega CD, que tiene algunas mejoras con respecto a la versión de TurboGrafx-16, pero también algunas cositas peores, pero sigue siendo muy buen juego. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada