martes, 27 de enero de 2015

Puzzle Boy (TurboGafx-16)

Puzzle Boy, conocido en Estados Unidos como Kwirk, es un juego programado, publicado y distribuido por Atlus para Game Boy en 1989, siendo portado a TurboGrafx-16 y a NES (bajo el título de Puzzle Boys). La versión de PC Engine salió en exclusiva para el mercado japonés el 22 de febrero de 1991, siendo también programada por Atlus, pero publicada por Nippon Telenet. Se trata de un divertido juego tipo puzzle protagonizado por un tomate.



El objetivo de cada nivel es ni más ni menos que ir de un lado de la pantalla hasta la escaleras que dan acceso al siguiente nivel que se encuentran en el lado opuesto, y para ello debemos rotar molinetes, mover bloques o empujar bloques hacia agujeros en el suelo. Además de esto, más allá de los diferentes niveles de dificultad, podemos escoger antes de empezar a jugar entre dos tipos de vista, la diagonal y la vista de pájaro. En la vista diagonal los personajes y objetos tienen sombre y aparecen en una especie de 3D, mientras que la vista de pájaro todo es en 2D visto desde arriba. El juego cuenta con varios modos de juego en los que la mecánica principal varía un poco y entre ellos está también un modo versus.



El apartado  técnico está bastante bien. Gráficamente es muy sencillo como ocurría con muchos puzzles de la época, pero es suficiente para el tipo de juego, mostrándonos unos sprites normalitos y unos escenarios sin ningún tipo de detalle, pero coloridos y agradables en general. La melodías de las fases es muy simpática y los efectos de sonido, igual de simples que los gráficos, son divertidos y apropiados para un título de esta naturaleza.



Con lo que respecta a la jugabilidad, hay que decir que tiene la mecánica simple y adictiva (a la par que divertida) de todo buen puzzle que se precie, y a esto se añade un control muy sencillo que potencia la facilidad de manejo del protagonista y una muy buena respuesta a las órdenes el pad. Tiene un buen número de niveles, además de varios modos de juego bastante divertidos, además de una dificultad progresiva como es típico en el género.

Y para dos jugadores también


En resumen, una buena conversión de este puzzle para TurboGrafx-16, dando lugar a un juego divertido y muy adictivo. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada