martes, 24 de febrero de 2015

Arrow Flash

Arrow Flash es un juego programado, publicado y distribuido por Sega para Mega Drive que salió a la venta en Japón en diciembre de 1990, debiendo en Europa esperar hasta 1991 para su salida en dicho continente. Se trata de un muy buen shoot'em up de scroll horizontal que tiene alguna característica propia, además de una sorprendentemente decente historia y una dificultad mucho más baja de lo habitual en este género.



Como es habitual en el género, nuestro cometido será disparar a los enemigos que vayan apareciendo y recogiendo diferentes tipos de power-ups y nuevo armamento, para al final de cada etapa enfrentarnos al obligado jefe de fin de fase, aunque por el camino también nos podemos encontrar con subjefes. Lo que diferencia a este juego de otros del estilo es la capacidad de nuestro vehículo de adoptar dos formas diferentes en cualquier momento. Una de las formas es la típica nave espacial con un diseño muy parecido al de otros shoot'em ups, mientras que la otra es la de una especie de robot o mecha. Dependiendo de la forma que tengamos, podremos usar un tipo de disparo u otro.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente no es el matamarcianos más espectacular, pero está bien realizado, con un buen diseño de la nave en sus dos formas, enemigos variados y grandes jefes finales, además de decentes efectos de luces para los disparos y explosiones. Los escenarios no gozan todos de la misma calidad, y mientras que unos son muy simples otros son bastante buenos, pero al menos son variados y por lo general bien ambientados. Las melodías, a pesar de que podía sonar mejor, están muy bien compuestas y se amoldan perfectamente a la acción, y además contamos con unos efectos de sonido que sin florituras cumplen su función.



Entrando en el tema de la jugabilidad, hay que decir que es un cartucho con la mecánica directa y adictiva de un matamarcianos horizontal convencional, y además gozamos de un control sencillo, lo que permite que disparar y pasar de una forma a otra de la nave sea muy fácil y cómodo, a lo que hay que añadir una buena respuesta al pad. Tiene una extensión no demasiado alta pero que en general está bien y una dificultad más bien baja, en contraposición a otros títulos del género, casi pudiendo decir que es un juego fácil.



En resumen, un buen shoot'em up para Mega Drive que, pese a que no es tan espectacular como otros del género en la consola y ser bastante fácil, sigue siendo un título trepidante, divertido y adictivo. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada