jueves, 19 de febrero de 2015

Operation Wolf (TurboGrafx-16)

Operation Wolf es un juego programado, publicado y distribuido por Taito para recreativa en 1987, siendo portado a un sinfín de sistemas diferentes como TurboGrafx-16, NES, ZX Spectrum o Master System. La versión de PC Engine salió en exclusiva para Japón, saliendo a la venta 31 de agosto de 1990 como una versión bastante buen del original, por lo que nos encontramos ante un muy buen juego de disparo que es todo un clásico en el mundo de los videojuegos.



El juego es el típico shooter on rails en el que el escenario se va desplazando por sí mismo y nuestra misión es mover por la misma el puntero que usamos para apuntar e ir disparando y eliminando a los distintos enemigos que nos salgan en pantalla. Entre los enemigos que nos van apareciendo hay soldados, tanques y todo tipo de vehículos de combate, lanzando cada una de las unidades diferentes ataques que hay que evitar. La munición que tenemos a disposición es limitada, pero podemos ir encontrando items que nos permite conseguir más armas o munición para estas, aparta de bombas y elementos de recuperación de vida. La barra de vida se va vaciando por recibir impactos o al disparar a civiles y rehenes, y cuando se vacía por completo se da por terminada la partida.



El apartado técnico está bastante bien. Gráficamente es muy fiel al original, por lo que los sprites de los diferentes enemigos, ya sean soldados o vehículos, están bien diseñados, se mueven bien y tienen buenas animaciones, y a parte de eso los escenarios son variados y detallados. También contamos con buenas músicas para acompañar cada parajes y una buena variedad de efectos de sonido que están bastante bien resueltos.



Pasando a la jugabilidad, hay que decir que es un juego con una mecánica que aunque simple es totalmente adictiva, a lo que hay que añadir un control preciso y sencillo, tanto con el pad como con la pistola, respondiendo muy rápidamente nuestro héroe a ambos periféricos. Quizás el juego no tenga una extensión muy alta, pero la dificultad sí que es bastante elevada, alargando la vida del juego, aunque es de los juegos en los que se va avanzando cada vez más.



Como conclusión hay que decir que es una conversión bastante interesante del mítico Operation Wolf para TurboGrafx-16 que es una pena que no haya salido de Japón. Muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada